Guía práctica para viajar con niños

¡Consejos para viajar con "pequeños" grandes aventureros!

0 comentarios

Parece que cuando hablamos de viajar siempre nos referimos a viajes para adultos. Pero nada más lejos de la realidad. Desde nuestro equipo somos conscientes de que la vida cambia y que hay que adaptarse a las nuevas condiciones, por ejemplo cuando somos padres. La mayoría de nuestras propuestas son aptas para viajar con niños, pero para aquellos papis y mamis que aún son un poco reticentes o desconfiados a la hora de planear una escapada con sus retoños, aquí os dejamos algunos puntos esenciales para disfrutar al máximo la experiencia de viajar con vuestros hijos.  Si eres una persona que siempre ha disfrutado de viajar, explorar y conocer todos los destinos que caían en tus manos, ahora que eres papá o mamá es tu responsabilidad desarrollar esa pasión en el nuevo miembro de tu familia.  Madres y padres, viajeros y viajeras del mundo… ¡ahí van nuestros consejos!

Los viajes no se acaban. Se transforman. 

Uno de los principales temores de los afortunados padres viajeros es el pensamiento de que no podrán seguir disfrutando de su mayor pasión. Pero esto no tiene nada de verdad, ya que los viajes no tiene porque acabarse, sino que se tienen que transformar para adaptarse a los peques. Hay que ser consciente de que igual ya no puedes ir a la aventura como lo has hecho tantas veces y de que ahora tienes que planear tus escapadas un poquito más que cuando no tenias a alguien dependiendo de ti. La PLANIFICACIÓN será tu nueva aliada en este momento. 

Planificación del viaje.

La comodidad sí importa.

Tú que has dormido en sitios que te da vergüenza contar. Tú que has compartido habitación con 12 personas. Que te has pasado varios días sin ducharte… o que has ido al baño en sitios que mejor no recordar… Ahora tu prioridad debe ser la comodidad. Y no por tí que ya has demostrado que eres todo terreno, sino por tus otros acompañantes. Los niños necesitan sus momentos de tranquilidad y rutinas aunque estemos viajando. Y en rutinas hablamos de horarios de comidas, descanso y necesidades fisiológicas. Ya no vale eso de compartir con un montón de personas. Elige alojamientos que te permitan estar cómodamente con tus hijos, con todo lo necesario para el día a día. Cuando se viaja con niños, el nivel de cansancio aumenta porque hay que estar pendiente de tus necesidades y las de ellos, y es importante el descansar bien por la noche ya que sino el siguiente día puede ser una odisea. 

También ten en cuenta la localización del alojamiento. Lo mejor es que esté situado cerca del centro de la ciudad y que puedas acceder andando a todo lo que queráis visitar. Esto te permitirá volver a casa rápidamente si los niños se cansan o se ponen enfermos. 

Niño asombrado por las vistas de las nubes.

Sanidad: punto clave.

Te aconsejamos que para los primeros viajes elijas destinos poco peligrosos y seguros para los niños. Es importante que empieces a pensar en que los pequeños se ponen enfermos más a menudo que los adultos y esto puede complicarse muchísimo en destinos donde la sanidad brilla por su ausencia. Si vas a hacer un viaje de ese tipo, contrata un seguro médico y lleva un kit de medicinas básicas que te pueden ahorrar muchos sustos. 

Niños disfrutando en la playa.

Seguridad ante todo.

A la hora de reservar unas vacaciones con niños es imprescindible investigar cómo de seguro es el destino donde estamos viajando. No te dejes embaucar por los precios de algunos alojamientos  o destinos y mira cuales son las zonas más seguras para ir con tu familia. Hay miles de foros de padres viajeros, por lo que será fácil dar con la mejor opción.  

Familia de vacaciones en Grecia.

Poco a poco se hace camino.

Empieza a planificar escapadas cortas con tus hijos para que poco a poco vayan adquiriendo los hábitos asociados a viajar. Observa cómo se comportan en los viajes, cuales son sus necesidades, sus actividades preferidas o sus quejas. Poco a poco pueden irse involucrando en  la preparación del viaje, mirando guías o vídeos con vosotros, para que así sientan que son ellos quien deciden que hacer y que no. También hay que hacerles participes del preparativo de la maleta para que vaya adquiriendo la responsabilidad sobre sus propias cosas. Así cada vez vamos preparando a los niños a realizar viajes más largos.

Mamá preparando la maleta con su bebé.

Dejar comentario
Etiquetas: , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios