De vermut en vermut para saborear Madrid

0 comentarios
De vermut en vermut para saborear Madrid
Valora este post
Hasta no hace mucho era una de las bebidas más tradicionales y menos presentes en los aperitivos de buena parte de nosotros. Una bebida consumo se asociaba a las bodegas de barrio o pueblo. Pero hoy en día protagoniza una de las modas más top: hablamos del vermut.
¿Quién no ha sustituido una cerveza, un vino o un refresco por un vermut en estos últimos tiempos? ¿Quién no se ha resistido a disfrutar de un aperitivo con vermut de principio a fin? Ir de tapas, de cervezas o de vinos…y también de vermuts. O vermutear, como dicen muchos. Y es que el vermut entra sólo. Tan dulce, con sifón o con casera (o sin), con un par de aceitunas, con una rodaja de naranja…el vermut es nuestro Martini.
Vermutear es ahora cosa de modernos, de hipsters. Gracias a esta nueva generación el vermut ha resurgido y vive un momento único. Está de moda y sirve de excusa para muchas ciudades, donde con más o menos arraigo se organizan numerosas rutas o simplemente propuestas culinarias para disfrutar de esta bebida del siglo pasado. Un buen ejemplo de ello es Madrid, donde tomar un aperitivo con vermut es algo más que recomendado. Una razón más para viajar a Madrid.
El vermut ha supuesto para Madrid un nuevo aliciente a la hora de conocer su vertiente gastronómica. Son numerosos los bares, bodegas y tabernas que han incorporado el vermut o que lo han sacado a relucir a raíz de esta su creciente consumo. El barrio de Malasaña es uno de los mejores sitios de Madrid para disfrutar de un buen vermut.
El Maño, El Palentino, la Bodega Rivas, La Ardosa, Casa Camacho, Casa Perico, El Cangrejero, la Palmera, el Balcón de Malasaña, Divina, Eneri, Dominga, Inopia, Cutxi, La Jauria, El Cano, Amor de Madre, etc., son muchos los bares, bodegas y tabernas de Malasaña en los que el vermut (de barril, de grifo, de botella…), la bebida más castiza de Madrid, se puede degustar para acompañar con las mejores tapas de la capital.
Ahora sólo es cuestión de que penséis en aprovechar un fin de semana por Madrid para descubrir esta otra cara de la gastronomía madrileña, cuyo único pero es que cuando probéis el vermut ya no volveréis a la bebida anterior de vuestros aperitivos. Y que tendréis una excusa muy apetitosa para regresar a Madrid.
Dejar comentario
Etiquetas: , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios