La Costa Daurada: 1.001 secretos entre las viñas y el Mediterráneo

0 comentarios
La Costa Daurada: 1.001 secretos entre las viñas y el Mediterráneo
Valora este post

¿Buscas el destino perfecto para toda la familia? ¿Te gustaría disfrutar de lugares que combinen playas de ensueño con la mejor oferta de servicios y ocio? En ese caso, la Costa Daurada puede convertirse en una apuesta segura para vacaciones.

Y es que Tarragona lo tiene todo: ludotecas junto al mar, empresas de alquiler de equipamiento acuático, la posibilidad de realizar actividades y deportes de aventura pensados para los más jóvenes? Por eso, no es casualidad que cuatro localidades -Calafell, Salou, Vila-seca, La Pineda Platja y Cambrils- hayan conseguido la prestigiosa certificación de Turismo familiar.

Por supuesto, tampoco hay que pasar por alto que cuenta con uno de los mayores complejos lúdicos del sur de Europa: Port Aventura. Situado entre Vila-seca y Salou e inaugurado en 1995, sus 119 hectáreas dan cabida a un parque de atracciones dividido en seis áreas temáticas, cuatro hoteles, tres campos de golf, un parque acuático, un beach club y un centro de convenciones.

Todo ello sin olvidar las numerosas atracciones culturales de la Costa Daurada: desde sus impresionantes monumentos romanos -declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO- hasta sus imponentes y bellísimos monasterios medievales -como los de Poblet y Santes Creus, incluidos en la Ruta del Císter, o los vestigios de la cartuja de Escala Dei (situado en la comarca del Priorat), la más antigua de la Península-, pasando por los hipnóticos edificios modernistas de Reus -como la Casa Navàs o el Institut Pere Mata-, la patria chica del genial Antoni Gaudí. Además, esta ciudad dispone de un aeropuerto, ubicado a apenas 3 km.

Mención aparte merecen sus incontables alicientes naturales: los sugerentes jardines del Parc Samà, pequeños pueblos de montaña llenos de encanto -como Siurana o Prades, conocido como la Villa Roja por el color de la piedra de sus construcciones-, las magníficas grutas de L’Espluga de Francolí…

Además, Tarragona es también una opción indispensable para los amantes del turismo enológico. Con cinco denominaciones de origen en su haber y una dilatada tradición en el cultivo de viñedos y en la elaboración del vino (especialmente en la comarca del Priorat), sus bodegas, cooperativas y restaurantes ponen al alcance del viajero el sabor de los mejores caldos.

Si a esto le añadimos un extensísimo abanico de plazas hoteleras e infraestructuras, entenderemos por qué la Costa Daurada es sinónimo de una intensa e inolvidable experiencia familiar.

Dejar comentario
Etiquetas: , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios