Lisboa con amigos

¡Planifica la escapada perfecta!

0 comentarios

¿Por fin tú y tus amigos os habéis puesto de acuerdo para hacer un viaje juntos? O, a lo mejor, sois un grupo de parejas. Pero, en definitiva, ¡un grupo! Con las complicaciones que ello supone: ponerse de acuerdo de a dónde ir, qué visitar, qué hacer, qué y dónde comer… Te lo ponemos fácil con nuestra pequeña guía de hoy: ¡Lisboa con amigos: planifica la escapada perfecta! Porque lo que le sobra a la capital lusa son motivos por los que visitarla. Lisboa es el destino perfecto, ¡por fin os habéis puesto de acuerdo en eso! Lisboa tiene mil y un rincones preciosos de los que enamorarse perdidamente. Pero, para que sepas cómo exprimirla al completo, sigue leyendo.

¿Dónde alojarse?

Debido a que la ciudad se encuentra levantada sobre siete colinas, sus barrios están muy bien delimitados. Uno de ellos, el que mejor conserva la pura esencia lisboeta, es el de Alfama, un lugar ideal para establecer el campamento base. Esta zona de la ciudad destaca por el ambiente acogedor y auténtico que se respira en sus calles, las del barrio más antiguo. Os podréis perder por zonas inexploradas montados en el mítico 28, el viejo tranvía que se ha convertido en uno de los iconos. Pero si lo que buscáis es estar en el meollo de la diversión, quizás será mejor que busquéis el alojamiento en el Barrio Alto: aquí se hallan la mayoría de restaurantes y bares donde, tened por seguro, pasaréis gran parte del tiempo.

Plaza Rossio, Lisboa.

Vistas desde un hotel.

¿Qué visitar?

He aquí una lista de los 8 lugares imprescindibles que ver en Lisboa:

  • Ve la salida o la puesta de sol en uno de sus decenas de Miradores: Lisboa es la ciudad con los mejores miradores del mundo. Destaca Portas do Sol, en el que puedes disfrutar de unas vistas espectaculares del barrio de Alfama mientras desayunas en su terraza unos deliciosos Pastéis de Bélem, con una taza de café y un zumo de naranja.

Vistas a Lisboa al atardecer.

  • Piérdete en el barrio de Alfama: En el Barrio de La Alfama, con sus empinadas y laberínticas calles empedradas, encontrarás la verdadera esencia de Lisboa. Perderte entre sus calles es un placer en sí. Está situado entre el Castillo de San Jorge y la orilla del Río Tajo. La mejor forma de recorrerlo olvidándote del mapa, y es que en realidad te servirá de bien poco.

Barrio de Alfama.

  • Monasterio de los Jerónimos y los Pasteles de Bélem: Coger el tranvía 15  para visitar el Monasterio de los Jerónimos en el Barrio de Bélem, es una de las mejores cosas que ver y hacer en Lisboa. El monasterio, Patrimonio de la Humanidad, es uno de los lugares que visitar en Lisboa más imprescindibles. Después de la visita o antes es una obligación ir a la Pastelería o Pastéis de Belém, que desde 1837 hornea los pastéis de Belém según una receta secreta. Son los pastelitos más típicos de Lisboa. ¡No te puedes perder echarles un bocado!

Pasteis de Belem.

  • Visita la Catedral de Lisboa: Ha sobrevivido a varios terremotos y su interior es una mezcla de diferentes estilos arquitectónicos.
  • Pasear por el Chiado: Entre los barrios de La Baixa y el Barrio Alto está el barrio más bohemio de Lisboa, el Chiado. Con varios cafés históricos como el Café a Brasileira, tiendas originales como Luvaria Ulisses, y librerías como la Livraria Bertrand, considerada la más antigua del mundo.
  • Móntate en los tranvías: Los tranvías de Lisboa son una atracción por si solos, sobre todo el tranvía 28. Coger el histórico tranvía amarillo 28 de madera y recorrer una gran parte de la ciudad hasta el Castillo de San Jorge, es una de las mejores experiencias que puedes tener en Lisboa.

Tramvía en Lisboa.

  • Sal de copas y ve a cenar por el Barrio Alto: Con el Elevador de Santa Justa llegarás al Barrio Alto, ideal para salir a cenar o ir de copas. En el barrio se concentran una gran cantidad de locales, pubs, discotecas y restaurantes de todos los estilos.

Bar de copas en Lisboa.

  • Sube al Castillo de San Jorge y visita la Torre de Belem: En la colina más alta de Lisboa se alza el Castillo de San Jorge, nuestra última recomendación de los mejores lugares que visitar en Lisboa. Tiene once torres. Desde la torre de Ulises podrás ver una panorámica de la ciudad de 360º. ¿Te apetece?

La Torre de Belem.

¿Qué comer?

En la capital lusa se come estupendamente. Siendo un destino tan cerca del mar, está claro que el pescado es uno de sus platos principales. En concreto, el bacalao, que lo preparan y sirven de mil y una formas: a la brasa, revuelto con patatas en el famoso bacalhau doraudo o, incluso, en forma de croquetas, los pasteis de bacalhau. ¿Qué más hay? ¡El pulpo, por supuesto! Una delicia. También, las sardinas son un clásico de la gastronomía portuguesa. Los arroces jamás fallan, te recomendamos el de marisco, es maravilloso.

Típico plato de bacalao portugués.

Al hablar de dulces, además de los típicos pasteis de Belem, anota bien dos musts más: el bolo de bolachas (una torta fría de galleta con crema de café y mantequilla), y la tarta de almendras. Para un buen café por la tarde, o a cualquier hora del día, Chiado y el Café A Brasileira siempre es un acierto: un clásico de Lisboa.

¿Dónde salir?

Porque, una escapada con amigos debe tener un poquito de fiesta por medio… Y la capital lusa de eso sabe mucho de eso. ¿El programa? Comenzar la velada tomando un vinho verde en alguno de los bares del Barrio Alto, donde se concentra gran parte de la vida nocturna de la ciudad, con locales de toda clase donde la música en directo anima el ambiente. Hay varios locales con azoteas donde se sirven copas y donde se puede disfrutar de unas estupendas vistas nocturnas a la ciudad de Lisboa iluminada.

Anochecer en Lisboa.

Terraza con vistas a la ciudad de Lisboa.

Dejar comentario
Etiquetas: , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios