Río de Janeiro, un paraíso más allá de las Olimpiadas

0 comentarios
Río de Janeiro, un paraíso más allá de las Olimpiadas
Valora este post

Agosto es mes de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y por primera vez se disputarán en Brasil, un país tropical, conocido por sus paradisíacas playas, su música, sus platos típicos y como no mencionar, que es la cuna de una de las siete maravillas del mundo “El Cristo Redentor”. Así que, si quieres vivir la alegría de las olimpiadas y también visitar lugares asombrosos en el país de la samba, lee la lista de opciones que tenemos para que hagas turismo y conozcas sus rincones más emblemáticos. Una vez estés en la ciudad de Río de Janeiro debes visitar estos hermosos lugares que te brinda la región suramericana.

Copacabana e Ipanema

Son las playas más famosas de la región carioca, tanto por su belleza natural entre sus aguas azules y su blanca arena, como por todo lo que lo rodea. Estas dos playas se encuentras una al lado de la otra y aunque tengan características muy singulares que las identifiques, comparten cosas en común además del mar, como el promover el deporte y la vida sana, ya que, a lo largo de ellas se exhiben múltiples canchas para jugar al vóley, al paddle, al fútbol y al “futvoley” (un tipo de volleyball que usa los pies en lugar de las manos), gimnasios en la propia arena y gran cantidad de ciclovías.

La playa Copacabana se considera como la más concurrida en la ciudad de Río e incluso en todo Brasil. Uno de los atractivos que enamoran a los turistas es lo que rodea a está alrededor, ya que hay una vegetación que le da una hermosa vista; una obra de arte conocida como el paseo “La Orla de Copacabana”, realizado por el arquitecto y paisajista brasileño Roberto Burle Marx. Cada año este lugar recibe miles de turistas, tiene una estupenda oferta de ocio y de restauración, entre los lugares que más te recomendamos están los bares patrimoniales de Río.

Al igual que en Copacabana, la playa de Ipanema también es referencia de belleza, iniciando por la parte natural con la emblemática piedra de Arpoador desde donde se pueden disfruta de maravilloso atardeceres. También podréis encontrar obras arquitectónicas y artísticas como el paseo marítimo y la singular estatua de tamaño real de Tom Jobim, esta se encuentra ubicada en el propio paseo inaugurado como homenaje a los 20 años de la muerte del músico, siendo este un pequeño referente muy emblemático para la gente del lugar.

 


Complejo turístico del Pan de Azúcar

Otra parada obligada mientras visitas Río de Janeiro es en la hermosa Montaña de Pan de Azúcar o Morro Pão de Açúcar, como se llama en portugués. Ubicado en el barrio de Urca, específicamente en la entrada de la Bahía de Guanabara, se ha convertido en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Este cerro tiene la particularidad que es el único pico que se alza directamente sobre el mar, como si fuera una península en el Océano Atlántico; un lugar que ofrece desde su cima una vista espectaculares de Río de Janeiro y de la Bahía de Guanabara a unos 396 metros de altura.

 

 Paseo en teleférico

El complejo turístico del Pan de Azúcar está conformado por dos morros que se conectan por dos tramos de teleférico, cada uno es independiente y se puede apreciar una vista en forma de postal mientras viajas en ellos. La primera parada es en la cima del Morro de Urca, donde hay amplios miradores, una sala de exposiciones llamada Cucuruto, en donde exhiben la historia del teleférico del Pan de Azúcar. También hay una amplia zona de descanso con restaurantes, puestos de comida rápida, tiendas de recuerdos y servicios, llamada Espacio Bahía de Guanabara; posee un gran Anfiteatro donde se realizan diferentes tipos de eventos.

Y ya que estás en las alturas, la siguiente parada es la cima de la Montaña de Pan de Azúcar donde tendras unas vistas impresionantes del Morro del Corcovado y del famoso Cristo Redentor. El paisaje que se observa desde estas alturas es posiblemente unos de los más maravillosos de todo Brasil.

 Cristo Redentor

Conocer la estatua del “Cristo Redentor” de Brasil posiblemente la visita obligada que todo viajero debe hacer una vez visita Brasil. Como dato, esta obra de arte que representa a Jesucristo, está ubicada a 710 metros sobre el nivel de mar.
La obra se erige como uno de los principales atractivos del país carioca, desde su base tiene una vista panorámica de la ciudad de Rió de Janeiro y con sus brazos extendidos expresa una bendición para este lugar.

Ya conocéis algunos de los lugares más representativos de Río de Janeiro, por lo que te animamos a visitar esta hermosa ciudad y a que disfrutes de un país con magia y con encanto como es Brasil.

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios