Un mundo por descubrir llamado Gran Canaria

0 comentarios

Quien conoce bien la isla la llama, sin ningún pudor, “continente en miniatura”. Y no es para menos, Gran Canaria destaca por su diversidad paisajística, llena de contrastes, así como por su fauna y su flora. Sus 1.500 metros cuadrados regalan al visitante bosques de laurisilva, volcanes extintos, un extenso litoral de arena de todos los colores, profundos barrancos, dunas únicas en el mundo y una naturaleza reconocida por la Unesco como Reserva Mundial de la Biosfera. A todo ello se le suma una apasionante cultura de tradiciones centenarias y una deliciosa gastronomía. ¿Se puede pedir más?

Las Palmas de Gran Canaria

Comenzar tu viaje por Las Palmas de Gran Canaria es todo un acierto. La capital de la isla ha sido testigo durante siglos del cruce de caminos entre África, América y Europa, lo que se ha traducido en un interesante mosaico cultural latente en cada calle, plaza y en sus numerosos rincones con encanto. Los emblemáticos barrios de Vegueta, de corte monumental y aristocrático, y Triana, más comercial y con un macrcado estilo modernista, son una auténtica vuelta al pasado. La Catedral de Santa Ana, por ejemplo, es de visita obligatoria. Su edificación comenzó en el siglo XV y no fue terminada hasta el XIX, lo que le ha dado una combinación de estilos gótico, renacentista, neoclásico y estilo local. Muy cerca se encuentra el Patio de Los Naranjos, que une el templo con el Museo Diocesano de Arte Sacro y con la Plaza de Santa Ana, muy próxima al punto donde se fundó la ciudad.

Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo

A siete kilómetros de la ciudad, en el barranco de Guiniguada, se encuentra el Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo, que también es el más extenso de España. Aquí te recomendamos un paseo sin prisas, maravillándote con el precioso escenario decorado con más de 500 especies de flora autóctona, única en el mundo. Como dato curioso, para ir incitando tus ganas por conocer este oasis, algunas de estas especies están aquí ¡desde el periodo glaciar! Ya por último, no te olvides de sacarte una foto frente al Drago de Gran Canaria, un árbol sagrado que se puede considerar un fósil vegetal viviente.

Roque Nublo y Roque Bentayga

Siguiendo con la asombrosa naturaleza de la isla, el Roque Nublo y el Roque Bentayga, las dos rocas más admiradas de Gran Canaria, son imprescindibles. Su vista llama especialmente la atención desde el Pico de las Nieves, el punto más alto de la isla. Por otro lado, la Caldera de Bandama es el claro ejemplo volcánico de Gran Canaria. Este espectacular cráter resulta uno de los parajes más sorprendentes durante tu viaje. De dimensiones colosales (800 metros de diámetro y 200 de profundidad), la caldera está protegida por su gran valor ecológico. No obstante, podrás recorrer su interior a través de un sendero tranquilo y rodeado de naturaleza.

Las Canteras

Tampoco te puedes olvidar de sus arenales. Las Canteras, una de las que más suenan entre locales y turistas, es perfecta para pasar un día en familia por su agradable arena fina y por “La Barra”, una barrera natural de arrecife que la protege de las corrientes y fuerte oleaje, que queda relegado a la parte oeste de la playa, punto de encuentro de surfistas. Al sur de Gran Canaria se encuentra un enclave único: las Dunas de Máspalomas, que es como estar en el Sáhara pero con vistas al mar. Una de las joyas de la corona de Canarias, su visita sorprende a todo viajero, que no duda en sacarse unas cuantas fotos con un fondo cuanto menos llamativo.

Papas arrugadas y mojo picón

Por último, no podrás adentrarte plenamente en la isla sin probar su excelente gastronomía local, cosa que tu estómago agradecerá. Aquí las recetas tradicionales se maridan con toques de modernidad, creando la mezcla perfecta. Además de las ricas carnes, los sabrosos pescados y los vinos de Denominación de Origen, no puedes irte sin probar un “enyesque”, unos aperitivos muy típicos de, entre otras cosas, aceitunas aliñadas, papas arrugadas y mojo picón. Gran Canaria es también tierra de quesos y deliciosos postres y, por supuesto, de ron. El licor de plátanos, te sorprenderá.

Naturaleza desbordante y singular, la gracia canaria, cultura y tradición, sabores para comerse a bocados… Gran Canaria tiene muchísimas razones para conquistarte y te prometemos, que una vez allí, querrás quedarte para siempre.

Dejar comentario
Etiquetas: , , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios