Ibiza, la isla de la que te enamorarás sí o sí

Con su clásica belleza mediterránea, Ibiza ha sido capaz de encantar a una generación tras otra. ¿Cómo resistirse a su luz, a sus puestas de sol, a su gastronomía, a su carácter abierto? ¡Puro magnetismo!

0 comentarios

Puede decirse que Ibiza es muchas en una sola y posiblemente ése sea parte del secreto de su sempiterno éxito. ¿Que eres un fanático del Mediterráneo? Estás en su corazón y frente a sus aguas limpias y cálidas…; ¿Que adoras las calas pequeñitas y con encanto, donde igual te das un chapuzón que te preparan un bullit de peix con la pesca recién cogida? Aquí lo vas a disfrutar…; ¿Que te rechiflan los atardeceres en un lujoso chill out con un ambiente impresionante, de esos que son fotogenia pura para tu Instagram? ¡Pues ponte a escoger: Cala d’Hort, Benirrás, Punta Galera…!

Atardecer en Benirrás

Prepárate a recorrerla y a sorprenderte con su genuina belleza. Empieza por explorar el centro histórico de su capital, la ciudad de Ibiza. Esta zona, maravillosamente conservada, se llama Dalt Vila, que significa “ciudad alta”, cuyas murallas datan del siglo XVI, época renacentista, y son de las mejor conservadas del Mediterráneo. Por ello Dalt Vila es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1999, reconocimiento que comparte con la Necrópolis púnica de Puig des Molins y con el asentamiento fenicio de Sa Caleta, situado al sur de la isla, que también son visitas culturales imprescindibles.

En lo alto de Dalt Vila visita la catedral de Ibiza, pasea por sus callejuelas medievales, entretente en las tiendecitas de artesanía local y moda Adlib, y detente en sus baluartes para contemplar las vistas de día y las estrellas de noche; Dalt Vila es una buena idea en cualquier momento.

Dalt Vila

A los pies de Dalt Vila, el puerto de Ibiza también merece tu atención. Embarcaciones de recreo, incluyendo vistosos yates de lujo, ferries y cruceros ocupan sus amarres. El puerto deportivo es una zona animada, con una amplia oferta gastronómica y comercial para entretener de la mejor forma la mañana o la tarde. Por supuesto, es punto de referencia para los aficionados a la navegación. Ibiza es un paraíso para la práctica de los deportes al aire libre y, en especial, náuticos porque la temperatura es cálida y los días soleados en todas las épocas del año.

En los últimos tiempos ganan popularidad disciplinas como el paddle surf, que hacen las delicias de las familias y los grupos de amigos. Por supuesto el buceo es otra de las actividades demandadas y permite admirar en toda su extensión la Posidonia Oceánica, la planta que bajo el agua se ocupa de regenerar el ecosistema marino. ¿A que no sabías que las praderas de Posidonia Oceánica de Ibiza son Patrimonio de la Humanidad?

Posidonia Oceánica

Ya que destacamos los valores ecológicos de esta isla, ten presente que Ibiza es un espacio natural protegido de biodiversidad increíble. Para zambullirte en él puedes optar por rutas de senderismo o bicicleta, por participar en una excursión ornitológica o por admirar sus sistemas dunares. La variedad de paisajes te sorprenderá, incluyendo uno muy especial, las salinas. Actualmente Ibiza produce más de 50.000 tonelada de sal al año. Pero si presumes de paladar refinado, pregunta por la flor de sal, la más exquisita y de elaboración artesana.

Tocando el tema de la sabrosura, te animamos a probar la riquísima cocina ibicenca. Entre los platos más típicos figura el mencionado bullit de peix, un guiso de pescado y arroz que se sirve en dos vuelcos; en el primero se degusta el pescado fresco de roca (rape, cabracho, gallo, mero…) hervido con patata de la tierra y aliñado con un alioli ligero; y en el segundo, el arroz a banda, preparado con el caldo de haber hervido el pescado. ¡Delicioso! Tanto como otras muchas recetas que te harán chuparte los dedos, desde el sofrit pagès, que es una combinación de distintos tipos de carne frita con verduras, al flaò, un tipo de pastel de queso y hierbabuena que se sirve como postre. Y para acompañar todo ello no dudes en elegir un Vino de la Tierra de Ibiza, elaborado con Monastrell el tinto o Malvasía el blanco. ¡Maravilloso!

Bullit de peix

Destino de naturaleza, sostenible, cultural y gastronómico…. Ibiza rompe con los clichés para proponer un ocio a la medida de cada viajero. También despunta como destino predilecto para los seguidores de dos actividades muy en boga, el yoga y la meditación. Su entorno natural e idílicos paisajes propician la paz para reconectar con nosotros mismos y de ahí que haya surgido una interesante oferta de retiros y escuelas especializadas.

Yoga en Ibiza

Y puesto a cuidarnos, que sea por dentro y por fuera: toma nota del excelente circuito de SPA y espacios  wellness repartidos por toda la isla, así como de los ecoshops donde encontrarás un amplio surtido de productos ecológicos, 100% naturales.

Te lo advertimos… ¡te vas a enamorar de esta isla! Palabra de Logitravel.com.

Dejar comentario
Etiquetas: , , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios