Nouvelle-Aquitaine, 14 destinos por descubrir

0 comentarios

Al otro lado de los Pirineos, recostada sobre la costa atlántica francesa, te aguarda un descubrimiento fabuloso, la región de Nouvelle-Aquitaine, tierra de viñedos, châteaux y antiguas historias de reinas medievales. No esperes más para embarcarte en esta aventura y descubrir “lo que realmente importa”.

Desde Biarritz y Bayona al famoso puerto de La Rochelle, y aún más al norte, la mayor región de Francia, Nouvelle-Aquitaine se extiende sobre más de 84.000 kilómetros cuadrados. Pueblecitos de postal como Turenne o Collonges-la-Rouge, ciudades vibrantes como Burdeos o Poitiers, y enclaves naturales de la belleza del Valle del Dordoña, te pondrán difícil escoger por dónde comenzar un viaje inolvidable explorando el suroeste de Francia.

Como región soleada que es, el viñedo es el paisaje característico de Nouvelle-Aquitaine y, sin duda, una de las razones que atrae a buena parte de sus visitantes. La excelencia de los vinos franceses, el apego al terroir y la cultura del vino son todo uno en esta tierra bendecida por Baco. Ninguna ruta de enoturismo por Nouvelle-Aquitaine puede excluir a su capital, Burdeos, cuya sola mención evoca el vino y cuanto le rodea.

Cognac © BNIC-CRTNA

Burdeos, ciudad singular y destino de moda, es una visita imprescindible. Patrimonio de la UNESCO por su arquitectura maravillosa, brinda innumerables atractivos que incluyen sus restaurantes con estrella Michelin para los foodies amantes de la refinada cocina francesa. Y no olvidemos las animadas terrazas asomadas al río Garona, desde las que disfrutar de preciosas puestas de sol. ¡Un espectáculo cotidiano que no puedes perderte, eso sí, en la feliz compañía de un caldo de la tierra!

Burdeos © Yann Texier

“La perla de Aquitania”, como llaman a Burdeos, es dueña de un patrimonio impresionante y heredera de una larga historia, desde la época prehistórica al dominio romano, cuando fue capital de la Galia Aquitania y ciudad importante bajo la dinastía de los Severos, pasando por la Edad Media y su auge en tiempos de Leonor de Aquitania, reina consorte de Francia y de Inglaterra, y madre de Ricardo “Corazón de León”. ¡Ahí es nada!

Un paseo por el corazón de Burdeos es un viaje apasionante por la historia de Europa y, al mismo tiempo, por una ciudad actual que se abre a la modernidad. Lo representa bien una original obra urbana, el Espejo de Aguale Miroir d’Eau). Frente a la elegante Place de la Bourse se extiende una fina lámina de agua sobre el suelo de granito, obra de Michel Corajoud, que recrea precisamente el efecto de un espejo. Se ha convertido en uno de los lugares más fotografiados de Burdeos, junto a la llamativa silueta de la Cité du Vin, museo único, creado por y para sumergir al gran público en la cultura del vino a título universal y, por supuesto, en la tradición vitivinícola francesa.

Los alrededores de Burdeos son un gran viñedo. Si te gusta pedalear, anímate a recorrer la zona en bici y déjate seducir por el imbatible encanto de localidades como Saint-Emilion, pueblo medieval declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO; por el bouquet de sus vinos y por el savoir-faire inherente a la mejor cultura francesa y a ese estilo de vida sosegado del sur de Francia, apegado a las cosas bien hechas, al detalle impoluto y al disfrute de lo cotidiano.

Aprovecha también para visitar la soberbia Citadelle de Blaye, la comarca de Sauternes –donde se elabora el afamado blanco del mismo nombre- o el Médoc recorriendo la D2, ruta de los castillos –otra comarca productora de excelentes vinos-. Sin olvidarte de una escapada a la línea de costa para contemplar, en la bahía de Arcachón, la duna de Pilat, que es la duna de arena blanca más alta de Europa.

Duna de Pilat

Hay otras dos sugerentes maneras de explorar esta región. Una son las travesías fluviales por el Garona, al descubrimiento de ciudades hermosas como Nérac, Buzet-sur-Baise, Agen… Otra son las rutas en coche, a tu aire, como nos gustan en Logitravel.com, donde hemos diseñado dos nuevos itinerarios para conocer a fondo Nouvelle-Aquitaine.

Uno de ellos te llevará desde Burdeos a la localidad de Cognac –donde nació el fragante destilado-, a La Rochelle, a la desembocadura del Charente a la encantadora Isla de Ré; y el otro, te sumergirá en la “Venecia Verde” de la Marisma de Poitou, espacio natural de gran riqueza paisajística, en los bucólicos lagos de Saint-Pardoux y Vassivière, y en ciudades monumentales como la propia Burdeos, Poitiers –joya del Románico-, Limoges –cuna de la porcelana-, Angulema –Capital Internacional del Comic- o Futuroscope -parque temático de última generación-.

Poitiers © Agence Touristique de la Vienne

¡Son tantos los atractivos que nos hemos quedado sin espacio para seguir contándotelos! Pero antes de despedirnos, no nos resistimos a recordarte ése que rinde voluntades como ninguno: la buena mesa. Es casi una religión en Nouvelle-Aquitaine, donde el buey, el foie, los champiñones silvestres, la trufa, las ostras, las nueces, las ciruelas, las setas… nutren la despensa con una calidad inigualable que después se traduce en una gastronomía absolutamente exquisita.

¿A qué esperas para venir a descubrirlo por ti mism@?

Dejar comentario
Etiquetas: , , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios