Isla Arran, muchas Escocias en una

0 comentarios
Valora este post

En el Suroeste de Escocia (Aryshire),  se  encuentra la isla de Arran, que recibe el sobrenombre de la Escocia en miniatura debido a su extensa variedad de paisajes. Unos  paisajes, donde en pocos metros, se pasa de blancas playas a  escarpados picos, todo salpicado de pequeños pueblos  con casitas, granjas y cientos de ovejas y cabras que campan a sus anchas en sus verdes praderas.  Geológicamente, Arran posee una gran importancia, debido a sus formaciones rocosas que datan de hace más de 10.000 años, entre ellas algunas cuevas (la más conocida es King´s Cave). Mientras que el norte es más montañoso, con picos, principalmente de granito, (el más alto es el Goatfel, de 874 metros) el sur es más llano y “amable” surcado por ríos, cascadas y suaves colinas.

La vegetación en toda ella se caracteriza, principalmente, por un sotobosque de helechos y un bosque de confieras de  repoblación con algunos ejemplos de robles y hayas, propios de climas tan húmedos como este. Cultura e Historia Como no podía ser de otra manera en tierras escocesas, la isla conserva dos castillos: el de Lochranza, en el norte, ubicado en un brazo de tierra que sale de una bahía (es gratuito y ahora está en reconstrucción) y el de Brodick, en el Este. En su interior, este alberga una gran colección de pinturas, plata, y cerámicas. Las zonas más antiguas datan del siglo XIII, pero también tiene una extensión realizada en época victoriana, alrededor de 1860. Sus extensos y cuidados jardines son una delicia, sobre todo con el buen tiempo. Por otro lado, se pueden visitar la Cuevas del rey o alguno de sus restos prehistóricos, como los extraños y enigmáticos círculos de piedra que se encuentran en Machrie Moor con dataciones de hace 4000 años.

En cuanto a museos se refiere, el Museo de la Herencia de Arran, cuenta los modos de vida de la isla desde sus orígenes hasta 1920, aproximadamente. La destilería de Arran explica todos los procesos de elaboración de esta bebida. Deportes de Aventura Pero sin duda, la mejor manera de conocer Arran es practicando deportes de aventura y de naturaleza. Por sus características naturales es un escenario  ideal para disfrutar con actividades tan diferentes como el golf (predomina en toda su superficie con pequeños campos incluso en casas privadas), la equitación, paseos en mountain bike, pesca o senderismo (existe una enorme cantidad de senderos para todos los niveles y una ruta circular alrededor de toda la isla). También es un buen lugar para  la escalada (tanto en roca como montañismo) que permitirán llegar a lugares de gran belleza y a vistas incomparables.

Con respecto a las actividades acuáticas, el kajak, el esquí acuático, el descenso de gargantas  y la navegación son algunos de los que pueden realizarse en ríos, cascadas o en el mar. Guía practica:- Como llegar: La manera mas fácil de llegar a la isla es mediante un ferry que la comunica con Ardrossan y tarda solamente 55 minutos. Los españoles que deseen visitar Arran deberán volar a Glasgow vía Londres y luego tomar un tren hasta Ardrossan.- Que comprar: Las compras más típicas son las joyas, las porcelanas, las pinturas, la artesanía en madera y las compras gastronómicas.- Que comer: quesos de cabra, frutas cultivadas en las pequeñas granjas, mostaza, pecados y güisqui.- Que bailar: El baile típico es el ceilidh, en corros e intercalando movimientos en pareja con movimientos en grupo.Más información: www.visitscotland.com

Dejar comentario
Etiquetas: , , ...