El Valle del Loira: un viaje por el diamante de Francia

0 comentarios

¿Te imaginas un destino que, por definición, engloba romanticismo, historia, famosas ciudades, castillos, naturaleza y una rica cocina y mejor beber? La respuesta es el Valle del Loira. Y es que la Unesco declaró gran parte de este valle como Patrimonio de la Humanidad. Si ya te ha picado la curiosidad, sigue leyendo, te descubrimos todo lo que necesitas saber para un viaje de ensueño.

Chateau de Sully-sur-Loire

Una vez en el destino, te encontrarás con 22 sitios y castillos que debes visitar y que te desvelamos a continuación. Empezamos por Orléans, que fue un importante puerto fluvial hasta mediados del siglo XIX y ahora regala al viajero un escenario único de estrechas calles de arquitectura medieval. A casi 50 minutos en coche se encuentra el imponente castillo de Sully-sur-Loire, una auténtica fortaleza medieval denominada monumento histórico en 1928.

Chateau de Chambord

Blois te encandilará por su pintoresco barrio estudiantil rodeado de antiguas abadías, su casco antiguo de Puits-Châtel y sus mansiones renacentistas. Aquí te recomendamos no perderte los castillos de Chambord, Valençay, Cheverny, Chaumont-sur-Loire y el Castillo de Blois, todos ellos auténticas joyas del renacimiento y por los que pasaron importantes reyes y personajes históricos como Juana de Arco.

Chateau de Azay-le-Rideau

Siguiendo con los imprescindibles, en Tours encontrarás la combinación perfecta de naturaleza y de arte contemporáneo, que contrasta con sus auténticas casas de los siglos XV y XVI, y excelente comida. En sus alrededores, los castillos de Loches, Chenonceau, Amboise, Clos-Lucé, Villandry, Azay-le-Rideau y Langeais son de visita obligatoria, sobre todo si te gusta esa sensación de quedarte con la boca abierta.

Chateau de Saumur

Saumur, la ciudad blanca, es sinónimo de autenticidad y tradición, siendo indispensable el Château de Saumur, el Cadre Noir y su Escuela Nacional de Equitación, así como los castillos de Rivau, Chinon, Brézé y la Abadía Real de Fonevraud, que es la mayor ciudad monástica heredada de la Edad Media . Por otro lado, en Angers te encantará pasear por sus calles, donde encontrarás su castillo con 17 torres y un concurrido centro urbano. Muy cerca se encuentra el castillo de Brissac, que, como dato curioso, es el más alto de Francia.

Chateau des Ducs de Bretagne

Algo más cosmopolita, aunque llena de tradición, es Nantes. Desde el impresionante Château des Ducs de Bretagne, residencia de los duques de Bretaña en el siglo XV y que resalta todavía más al atardecer, hasta su llamativo elefante gigante, pasando por el peculiar barrio de Feydeau, lo tiene todo para conquistarte.

Camino en bicicleta al Chateau d’Usse

Si eres de los que les gusta moverse a su aire, te recomendamos un itinerario en coche, como las dos “Rutas por los Castillos del Valle del Loira”, de seis días desde París. Salpicada de paisajes sorprendentes, este circuito pasa por los châteaux (castillos) más emblemáticos de la zona, por el famoso viñedo de los vinos del Val de Loire y por interesantes ciudades como las mencionadas París, Orléans, Blois, Tours, Nantes, Saumur y Angers. Otra de las opciones es cambiar las cuatro ruedas por dos y recorrer el valle en bicicleta. La ruta La Loire à Vélo, que se extiende a lo largo de 900 kilómetros, es una de las más bellas de Francia. Además, está totalmente señalizada y se adapta a todos los públicos. Sea por un día, un fin de semana o varios, la libertad y el recorrido lo eliges tú.

Jardines de Villandry

Tampoco podemos entender el Valle del Loira sin sus jardines, un paisaje intrínseco de la región. Estos, diseñados y cuidados al más mínimo detalle, no dejan nada a la improvisación, cada uno con su particularidad que le hace único: alamedas infinitas, estanques, árboles legendarios, huertos e invernaderos, e incluso laberintos de película. Los de los castillos de Cheverny y Villandry, de estilo clásico, compiten con formas contemporáneas como los de Terra Botánica o Arboretum National des Barres. Más zen es el del Parc Oriental de Maulévrier, mientras que el “Jardín de Roquelin” te enamorará con su incomparable colección de rosas.

Gastronomía

El Loira no sería el Loira sin su excelente gastronomía. Sus extensos cultivos agrícolas adelantan un menú elaborado con excelentes productos de la tierra, siendo muy populares los espárragos, los canónigos, las fresas o las manzanas, así como los pescados del Loira.

Siguiendo con los quesos, estos maridan a la perfección con sus vinos. Aquí se encuentran algunos de los mejores viñedos y bodegas del mundo, como Touraine y Vouvray, Layon, Muscadet, Chinon o Saumur, por lo que te recomendamos que dejes algo de tiempo para una visita enoturística. La mayor parte de las bodegas ofrecen visitas guiadas con degustaciones para una auténtica experiencia local. ¿Se puede pedir más?

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios