Ruta por Holanda, Tierra de agua: Viaje en familia por el centro-norte de Holanda

0 comentarios
Valora este post

Durante varios días, las familias realizaron una de las rutas en coche más bellas, eco-turísticas y sorprendentes de Europa: la “Ruta por Holanda, Tierra de agua” de Logitravel, un viaje a través del alma holandesa, su particular historia ligada al agua, sus pueblos de ensueño y vibrantes ciudades.

En este blog te proponemos los dos recorridos por Holanda que realizaron las familias, siempre desde la perspectiva de viajar con niños.

Familia Blasco-Cayuela, protagonistas de la Ruta por Holanda, Tierra de Agua de Logitravel, por el centro-norte de Holanda

La familia Blasco-Cayuela, conformada por María José Cayuela y Jorge Blasco junto con sus hijos Jorge (10) y Valentina (6), disfrutaron juntos de una ruta por el centro y norte de Holanda, un itinerario que contempla un amplio catálogo de destinos inolvidables y únicos como Beemster y Schermer, Enkhuizen, Flevoland, Giethoorn, la Provincia de Frisia y Afsluitdijk, todos relacionados con el poder del agua y la determinación del pueblo holandés para dominarla y ganarle terreno.

Beemster/Schermer

Esta ruta comenzó con la visita a los hermosos lagos de Beemster y Schermer, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y donde las modernas e ingeniosas labores de drenaje holandesas han dado forma a un área natural de gran riqueza paisajística y variada fauna. Tras recorrer unos 35 minutos en coche, la familia llegó a su primera parada: el pólder del Beemster y su hermoso lago interior, considerado como “una de las obras maestras creadas por el hombre”. Tras visitar bonitas granjas de campo y pueblecitos históricos, los protagonistas de esta ruta pusieron rumbo al lago de Schermer, cuya historia es de no creer: Cincuenta y dos molinos de viento consiguieron convertir este lago interior en tierra firme.

Enkhuizen

La primera parada de la familia, rumbo al norte del país, fue Enkhuizen, una pequeña e interesante localidad situada al norte, a una hora de Ámsterdam, aproximadamente. Allí contemplaron las bucólicas estampas de las casitas típicas y el auténtico ambiente marinero de esta zona del país. Este pueblecito pesquero se ha convertido en un “museo animado” en miniatura que recuerda cómo era la vida a orillas del Mar del Sur en el pasado. La familia aprovecha para visitar el Museo de Zuiderzee donde además de conocer de cerca la interesante y completa visión de la historia de la provincia de Zuiderzee, pudieron contemplar la mayor colección de barcos de pesca de madera de Holanda.

Flevoland

Prosiguiendo su camino hacia el norte, la familia conoció un referente del ingenio y la perseverancia del pueblo holandés: Flevoland, una hermosa región resultado del Proyecto de construcción de pólderes más grande del mundo. Hace menos de un siglo, Flevoland estaba completamente cubierta de agua. ¡La familia pudo experimentar cómo se vive en tierras ganadas completamente al mar! La construcción del famoso dique Afsluitdijk dio vida a esta provincia de hermosos paisajes salpicados de “islas secas” y ciudades con encanto como Almere y Lelystad.

Giethoorn

Próxima parada: la romántica localidad de Giethoorn, conocida cariñosamente por muchos holandeses como la “Venecia del norte”. Localizada en un entorno idílico salpicado de pequeños lagos, canales, cañaverales y bosques, este fotogénico lugar es famoso por sus casas con tejados de paja que sólo pueden verse desde el agua o cruzando alguno de sus más de 170 puentes de madera. La familia aprovecho para conocer Giethoorn a bordo de un típico “punter” o barca silenciosa conducida con una larga vara por un “punteraar” (el equivalente a los gondoleros en Venecia). Durante el trayecto vieron bellos paisajes, pintorescas granjas y los característicos puentes colgantes.

Provincia de Frisia

La ilimitada y bella provincia de Frisia es un lugar único. La familia pudo disfrutar de infinidad de planes de ocio y entretenimiento, explorando en coche parte de la famosa “Ruta de las 11 ciudades”, un itinerario que empezó a tener fama cuando, en los inviernos más fríos, los habitantes se trasladaban de ciudad en ciudad patinando sobre los canales congelados. Allí visitaron la estación de bombeo a vapor de Woudagemaal, otra de las obras hidráulicas de referencia en esta pintoresca “Ruta por Holanda, Tierra de Agua”. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su historia y estilo arquitectónico, la estación construida en 1920 es la única de estas características en funcionamiento que existen en la actualidad en el mundo. La estación ofrece interesantes recorridos con autoguía en nueve idiomas, una animación en 3D y exposiciones interactivas que permiten conocer su funcionamiento.

Afsluitdijk

La familia se sorprendió al conocer cómo el legendario dique Afsluitdijk, una de las obras de ingeniería más emblemáticas de Holanda y todo un reclamo turístico, sigue manteniendo a raya la furia del mar. Cruzaron el dique más famoso del mundo y sintieron el poder del agua.  Jamás olvidarán los 32 kilómetros del dique (Autopista A-7) que unen las provincias de Frisia y Holanda Septentrional, y desde donde pudieron contemplar un monumento en honor a Cornelys Lely, ingeniero que ideo el plan de drenaje de Flevoland.

¡Fin del viaje!

Si quieres conocer la ruta por Holanda, Tierra de agua en familia por el sur de Holanda, haz click aquí.

Si quieres vivir esta experiencia en familia y realizar la “Ruta por Holanda, Tierra de agua”, ingresa a www.logitravel.com.

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios