Navarra, un destino de turismo rural sorprendente

0 comentarios
Navarra, un destino de turismo rural sorprendente
Valora este post
Hablar de viajar a Navarra es hacerlo, sin duda alguna, de los sanfermines, su principal referente, y de España, a nivel mundial en cuanto fiestas populares. Pero Navarra es uno de esos destinos menos conocidos que sorprende a todo el que lo visita.
Viajar a Navarra es sinónimo de Pirineos, de Camino de Santiago, de gastronomía y sí, de San Fermín. Para mucha gente los sanfermines son una buena excusa para visitar Navarra y ver algo más que la propia ciudad de Pamplona y su fiesta. Y en la mayoría de los casos el atractivo natural y rural de Navarra es el que suele enganchar a la gente, por algo Navarra fue pionera en el desarrollo del turismo rural.
Una propuesta de viaje para disfrutar de la Navarra más rural debería, sí o sí, contemplar la visita a Los Valles del Roncal y del Salazar, dos de las zonas naturales más clásicas del turismo rural, una incursión al desierto del Parque Natural de las Bardenas Reales y de la Selva de Irati y, por ejemplo, una visita al mítico pueblo de Roncesvalles, punto clave del Camino de Santiago.
El aspecto natural y rural de Navarra también se nota en su gastronomía, muy similar a la vasca. Son muchos los productos procedentes del campo navarro que inundan sus cocinas y que se pueden y se deben probar durante el viaje, como por ejemplo los espárragos, la alcachofa y cogollos de Tudela, el queso de Idiazábal o del Roncal, los pimientos del piquillo de Lodosa, los vinos DO Navarra, etc.
Navarra está “abierta” todo el año. Cualquier momento es bueno para una escapada a Navarra y disfrutar de su turismo rural, de su naturaleza, de su cultura, de su gastronomía. Aprovecha la ocasión y anímate a conocer Navarra, un destino de turismo rural sorprendente.

 

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios