Cruceros por Dubái y Emiratos Árabes

No solo arquitectura de vanguardia

0 comentarios
Cruceros por Dubái y Emiratos Árabes
4.8 (96.67%) 6 votes

Cuando pensamos en visitar la zona de Emiratos Árabes nos viene inmediatamente a la cabeza el tremendo desarrollo urbanístico que se ha producido en la zona en la última década. Grandes avenidas, rascacielos, edificios icónicos y hasta islas artificiales, todo es posible con los petrodólares. Pero más allá de esa fachada ultramoderna y maximalista, hay una región de tradiciones milenarias, de vida en el desierto, y también de conexión con el Golfo Pérsico.

Un crucero nos permite conocer los contrastes de la región, maravillarnos con las metrópolis ultra modernas, pero también navegar entre delfines por los “Fiordos de Arabia” en un dhow, la embarcación tradicional de la zona.

 

Dubái, Emiratos Árabes

 

En Dubái hay más de 200 torres de diseño internacional, pero sin duda tenemos que visitar el Burj Khalifa, que con sus 828 metros de altura es la estructura más alta de la que se tiene registro en la historia.

Pensemos que la Torre Eiffel tiene solo 324 metros, o que la imponente nueva torre One World Trade Center de Nueva York tiene 541 metros. Es casi como poner la Torre Eiffel encima de la One World Trade Center, una locura. A sus pies encontramos además la Fuente de Dubái, que también es la más grande del mundo, y por tanto, un espectáculo digno de ver.

 

Burj Khalifa, Dubái

 

Abu Dhabi compite en grandiosidad con Dubái, con edificaciones firmadas por los arquitectos más renombrados del mundo como Zaha Hadid, Frank Gehry o Jean Nouvel, pero es una mezquita de estilo tradicional la que se lleva todas las miradas.

La Mezquita Sheikh Zayed, terminada de construir en 2007, nos dejará sin palabras. Tiene 82 bovedas y cuatro minaretes de 107 metros de altura, es la más grande de los Emiratos Árabes Unidos y compite en grandiosidad con la mismísima Meca. Su blanco prístino solo se rompe por las flores dibujadas en el suelo del patio, que refleja la luz como si fuese pulido cada día. Aunque si buscamos algo con más adrenalina podemos ir a Ferrari World o al parque acuático Yas Waterworld.

 

Mezquita Sheikh Zayed, Abu Dhabi

 

Muscat por su parte, nos ofrece la oportunidad de alejarnos de lo urbano, y explorar las dunas en 4×4, o navegar en dhow. Es la ciudad más antigua del Golfo Pérsico y la más poblada de Omán, por lo que cuenta con grandes tesoros culturales y arquitectónicos, como la Gran Mezquita del Sultán Qaboos o el Palacio de Al Alam. Puedes darte el lujo y tomar el té en el Palacio de Al Bustan, uno de los hoteles más lujosos de Omán.

 

Gran Mezquita del Sultán Qaboos, Muscat

 

Una de las escalas más sorprendentes podría ser Khasab, donde descubriremos los Fiordos de Arabia, un curioso escenario natural donde se funden escarpadas montañas desérticas con el mar y que acoge juguetones delfines y tortugas que podremos observar navegando en dhow o subiendo a una de las colinas.

Khor Najd, Fiordo de Oman

 

No faltan en estos cruceros la oferta de excursiones para pasar la noche en un oasis del desierto, al que llegaremos sorteando las dunas en todoterreno y donde disfrutaremos de las tradicionales danzas del vientre pero también de las más modernas comodidades.

 

Dunas desierto de Rub al Khali

 

Sin duda, los Emiratos Árabes son un destino fascinante, exótico, donde puedes elegir el tipo de visita que quieres hacer: cultural, urbanita, de aventura o de naturaleza. Hay que probarlo. Descubre las ofertas de Cruceros por Dubái y Emiratos Árabes aquí.

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios