Vive la magia de la Navidad en Düsseldorf

0 comentarios
Rate this post

Düsseldorf es una de las ciudades más modernas de Alemania. Ubicada en la orilla del río Rin, alberga múltiples tesoros arquitectónicos, una amplia variedad de zonas verdes en las que respirar aire puro y un casco antiguo lleno de vida, en el que encontrarás todo lo que buscas.

Navidad en Dusseldorf

Navidad en Dusseldorf

En esta época del año, una de sus señas de identidad es su ambiente navideño. La Navidad en Düsseldorf es sinónimo de mercadillo, un lugar mágico donde el olor del chocolate caliente, el sonido de los villancicos, el brillo de las luces y la belleza de sus puestos te harán ilusionarte como un niño pequeño.

A lo largo y ancho de la ciudad encontrarás varios mercadillos, todos ellos enfocados en diferentes temáticas. Cada uno te sorprenderá con los imaginativos diseños de las cabañas y la enorme variedad de productos que ofrecen.

Ligeramente escondido en el patio interior de la casa de Wilhelm Marx, entre Heinrich-Heine-Platz y Kasernenstrasse, está el Sternchen Markt. Este pequeño emplazamiento es un mundo en sí mismo, con un espectacular diseño de iluminación, las cabañas cubiertas de nieve y los innumerables cristales y estrellas brillantes. Por su parte, el de Engelchen destaca por la decoración con ángeles dorados y por los deliciosos manjares culinarios de esta época. Frente al edificio del Ayuntamiento encontrarás el Handwerker Markt, con sus quioscos de ladrillos y colores.

Altstadt Markt

Altstadt Markt

En el corazón del casco antiguo está el Altstadt Markt, con las cabañas basadas en las antiguas casas burguesas. Y, situado cerca del Teatro, en el mercado de Schadow podrás comprar casi cualquier artículo que puedas imaginar.

Por otro lado, en una de las calles más conocidas de Europa está el mercado de Kö-Lichter, perfecto para absorber la luz mágica y el delicioso encanto navideño. Asimismo, el de Märchen es el sitio ideal para explorar el encantador mundo de los cuentos de hadas alemanes, con 15.000 luces LED que inundan la plaza de magia. Y, por último, el de Kö-Bogen te deslumbrará en Gustaf-Gründgens-Platz. ¡Haz una ruta por todos estos mercadillos y vive la auténtica magia de la Navidad!

Iglesia Lambertus

Iglesia Lambertus

Además de los mercadillos, Düsseldorf tiene mucho que ofrecer. Su casco antiguo es el corazón de la vida de habitantes y turistas. Sus calles repletas de historias hechizan al visitante año tras año y sus restaurantes, sus bares de moda, las cervecerías tradicionales y los comercios le invitan a quedarse. Algunas de las paradas obligatorias del casco son la iglesia Lambertus, famosa por su distintiva torre retorcida; la animada plaza de Burgplatz, el histórico Ayuntamiento y la estatua ecuestre de Jan Wellem, entre muchas otras.

Tampoco puedes perderte, la calle Bolker Strasse, considerada la barra de bar más larga del mundo, ya que a lo largo de ella hay numerosos bares y terrazas, siendo el lugar perfecto para degustar la Altbier, la cerveza típica, tostada y algo fuerte.

Después de tanto turismo, la mejor zona para relajarse es el paseo del Rin, un largo recorrido que te proporcionará unas maravillosas vistas de la ciudad y del curioso reloj que mide los niveles de la corriente del río. Si quieres tener una visión diferente, puedes hacer un tour en barco con audioguía para entender la importancia del Rin, cuáles son los principales edificios y su historia.

Parque Volksgarten

Parque Volksgarten

Un poco más alejados del centro, se encuentran varios emplazamientos que también merecen una visita, como el Parque Volksgarten, uno de los espacios verdes más grandes de la localidad con 24 relojes que marcan la misma hora en la entrada; el Palacio de Benrath, del siglo XVIII, sede de varios museos y rodeado de un cuidado jardín; el Nordpark, con un estanque-fuente de 170 metros de largo, un jardín japonés y el acuario; o el Kaiserswerth, que alberga las ruinas del Kaiserpfalz o Palacio Imperial, restos del pasado glorioso de Düsseldorf.

Para finalizar esta experiencia con un buen sabor de boca, tienes que degustar su gastronomía. El plato estrella es el codillo de cerdo, acompañado por una guarnición de remolacha y patata que pueden servirse fritas, asadas o con salsa. Otro de los productos tradicionales es la morcilla. En los mercadillos podrás comer bratwurst, currywurst, brezeln o patatas fritas, comida rápida que suele ser de bajo coste y que hará que te chupes los dedos.

Vino caliente

Vino caliente

En cuanto a las bebidas, la provincia de Renania es una de las principales regiones productoras de vino de toda Alemania, por lo que no puedes dejar de tomar el famoso vino caliente, muy típico de la época de Navidad. En cuanto a la producción de cerveza, también está muy generalizada. La más característica es la Kölsch, aunque si quieres probar la cerveza producida en Düsseldorf tendrás que pedir una Altbier.

¡Déjate invadir por el espíritu de la Navidad en Düsseldorf!

 

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios