Arabia Saudita, un destino para expandir tus horizontes

0 comentarios
Rate this post

Arabia Saudita es un país desconocido y misterioso, que invita al visitante a expandir sus horizontes. En el duodécimo país más grande del mundo encontrarás una variada topografía, desde islas idílicas, con aguas cristalinas para bucear, hasta cumbres montañosas y desiertos con increíbles oasis. Un país repleto de sonidos, historia, cultura, distintas identidades y sabores intensos que te transportarán a otro mundo. ¡Bienvenidos a Arabia Saudita!

En tu viaje por este destino descubrirás cómo todos los habitantes comparten el entusiasmo por la visita de turistas, inédito en otros lugares del mundo más exóticos. Además, convivirás con diferentes identidades como los hiyazíes de Medina y La Meca, los hombres de las flores de Abha y la afectuosa gente del Néyed en Riad.

Este país alberga un sinfín de paraísos naturales que te dejarán con la boca abierta. Actualmente está poniendo en marcha una serie de propuestas de ecoturismo, como “Vision 2030”, un ambicioso plan para reducir la dependencia del petróleo; y un “gigaproyecto” de plantación masiva de árboles en pro de la sostenibilidad.

Cráter Al Wahbah

Cráter Al Wahbah

Entre los paisajes que no podrás perderte se encuentran el inmenso cráter Al Wahbah, una enorme depresión con un lago opaco en su corazón de cuatro kilómetros de ancho y 250 metros de profundidad; el desierto de Rub al-Jali, un interminable tramo de dunas onduladas que llegan a alcanzar los 250 metros de altura; el Fin del Mundo, un inmenso valle en el que hacer una ruta hasta el precipicio de Tuwaiq y contemplar el horizonte; el valle de la Luna al noroeste de Yina, desierto salpicado de asombrosas formaciones rocosas; el Lago Al Asfar, que llama la atención por el color amarillo de la arena que lo rodea; o el oasis de Al Ahsa, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con restos de asentamientos del Neolítico, manantiales, pozos, canales y tierras de cultivo del Golfo.

El patrimonio cultural e histórico también está presente en Arabia Saudita, desde Al-Ula y el palacio de Ibrahim en Al-Hofuf hasta la plaza Muraba en Riad. Cuando pases por sus diferentes ciudades te darás cuenta de la belleza y la riqueza cultural y artística tan variopintas que tienen cada una de ellas.

Distrito de Al Turaif

Distrito de Al Turaif

En Diriyan, conocida como “la perla de Arabia Saudita”, podrás visitar el distrito de Al Turaif, protegido por la UNESCO. En su interior alberga las ruinas de las casas de adobe comunicadas entre sí por estrechos callejones. La ciudad también alberga varios museos como el de la Casa Al Saúd, que cuenta la historia del pasado Reino; y el Museo del Estado Saudí y la Península Arábiga, entre otros.

Por su parte, Yeda combina la modernidad con la historia. Entrar en el Al Balad, su centro histórico, supone viajar un siglo atrás en el tiempo. Sus callejones son estrechos y están comunicados por espacios abiertos y te sorprenderán gratamente los diseños únicos de las puertas y de las ventanas. ¡No encontrarás ninguna repetida!

Fortaleza Al Masmak

Fortaleza Al Masmak

En Riad no puedes perderte la fortaleza Al Masmak, construida en 1865 y perfectamente conservada. Se trata de una enorme ciudadela de adobe, que te permitirá descubrir sus raíces. Mientras que en Al-Ula no puedes dejar de visitar Hegra, una impresionante ciudad de piedra con cientos de tumbas artísticamente talladas y bien cuidadas.

Por otro lado, tenemos las modernas urbes de KAEC y de Dammam. La primera es un destino turístico emergente, con una amplia oferta de ocio. Entre las diferentes propuestas se encuentran los deportes de motor en la zona de ocio Lagoona, el golf siendo el club Royal Greens un punto de referencia, el ciclismo, con varios carriles habilitados para la práctica de esta actividad; y los deportes náuticos en la piscina natural de Yam Beach. La segunda, por su parte, destaca por la afluencia de su litoral. Es famosa por sus parques, paseos marítimos, playas y por albergar la primera exposición de arte urbano del país, en el distrito Bayoonya de Al Khobar.

Mezquita Jawatha

Mezquita Jawatha

Sin duda alguna, las extraordinarias mezquitas de este destino por descubrir te dejarán con la boca abierta. Aunque a La Meca y a Medina solo se pueden acceder si eres musulmán, puedes visitar muchas otras con gran relevancia histórica, como la Mezquita Jawatha, con casi 1.400 años de antigüedad y rodeada de torres bajas coronadas con almenas redondas; la Gran Mezquita Al Rajhi de Riad, con capacidad para 18.000 personas, dos bibliotecas y un centro educativo en su interior; la Mezquita Al Rajhi, a las afueras de Hail, con 50 cúpulas de color rojo dispuestas en cascadas; y la mezquita flotante de Al Rahma, una estructura única colocada sobre pilotes de hormigón blanco en el mar Rojo.

Un país que ama la vida, la cultura y la historia con muchas maravillas que lo convierten en un destino totalmente inesperado. ¿A qué esperas para descubrir Arabia Saudita? ¡Sus habitantes están desando darte la bienvenida!

Dejar comentario
Etiquetas: , , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios