El destino de moda que no puedes perderte: Alentejo

0 comentarios

Siempre hay motivos para ir (y volver una y otra vez) a la región portuguesa de Alentejo y en este blog te contamos por qué.

Esta zona ubicada al sur de nuestro país vecino se distingue por su naturaleza, con extensas tierras, parajes verdes y estupendas playas atlánticas; su tradición y hospitalidad inigualable; su historia interesante y su rica gastronomía. Además de sus casi tres mil horas de sol al año para disfrutar sin límites en cualquier época. 😮

Actividades al aire libre

Para quienes quieran disfrutar de la naturaleza, Alentejo es diverso y hermoso, con un inmenso entorno natural que va desde la llanura, con dehesas y viñas, hasta las sierras de la costa, pasando por magníficos arenales vírgenes, ríos, embalses y lagos. En todas estas zonas, además de respirar aire puro, se puede practicar todo tipo de actividades al aire libre, como senderismo, ciclismo, barranquismo, escalada, parapente… ¡Incluso paseos en globo!

Si eres un amante de la observación del cielo estrellado y de todas las maravillas espaciales que alberga, Alentejo te llevará a hacer un viaje cósmico más que inolvidable. Cuenta con unos 13.000 kilómetros cuadrados certificados como Destino Turístico Starlight, siendo el primero del mundo en recibir este reconocimiento. Gracias a su ausencia de contaminación lumínica y a sus buenas condiciones, podrás admirar grandes cúmulos de estrellas, nebulosas e incluso galaxias.

En sus espectaculares playas marítimas y fluviales podrás tumbarte y relajarte tomando el sol, darte un refrescante baño en las aguas atlánticas o ejercitar tu cuerpo con deportes acuáticos como surf, kayak, windsurf, esquí acuático, buceo… Tienes una gran variedad entre la que elegir. 😉

Más allá de la naturaleza, hay algunos pueblos que no puedes dejar de visitar para empaparte de su historia, patrimonio y cultura.

Évora, Patrimonio Mundial de la UNSECO

Declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO, Évora, la capital de la región, deslumbra a los visitantes por su interesante conjunto arquitectónico y artístico. También conocida como “la ciudad blanca” o “la ciudad museo”, alberga lugares que merecen una mención como las ruinas romanas, el Museo de Évora, la Sé y la Iglesia de San Francisco y su capilla de los Huesos, entre otros.

En Beja, la capital del Bajo Alentejo, te recomendamos pasar por la Iglesia de Santo Amaro, el castillo, la Catedral de Santiago Mayor, el Convento de Nossa Senhora da Conceiçao y el Mural de Bordalo II, entre muchos otros.

En la península de Troia, es de imperdible visita el yacimiento romano que se encuentra ubicado en la orilla izquierda del río Sado, para descubrir más de su pasado.

Productos típicos

Además de estas visitas patrimoniales, es importante que conozcas las costumbres y tradiciones de este destino portugués, así como su alucinante propuesta de ocio para todos los públicos. En diferentes tiendas de artesanía encontrarás productos típicos como los tapices de Portalegre, las alfombras de Arraiolos, las mantas de Mértola y las alforjas de Monsaraz. ¡Seguro que no podrás resistirte a hacer alguna que otra compra!

También puedes empaparte de su cultura asistiendo a alguna de las fiestas y festivales de todo tipo que se organizan durante todo el año, como conciertos de música en vivo, mercados, fiestas tradicionales…

Cerdo alentejano

La guinda del viaje la pondrá su gastronomía, compuesta por miles de recetas de pescados, mariscos, sopas, carnes suculentas, quesos, repostería tradicional y conventual y excelentes vinos de la tierra. Te recomendamos degustar en alguno de sus múltiple bares y restaurantes platos típicos como el cerdo alentejano, el guisado de borrego, el gazpacho, las migas con carne de cerdo… ¡Harán las delicias de cada comida!

Principio del formulario

¿Te parecen pocas razones para visitar la región del Alentejo? Estamos seguros de que, durante tu viaje, descubrirás muchas otras sorpresas que aún no te hemos contado… 😉

Dejar comentario
Etiquetas: , , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios