Escapada San Valentín: desde La Rioja con amor

0 comentarios
Escapada San Valentín: desde La Rioja con amor
Valora este post

Llega una cita muy especial para los enamorados. El 14 de febrero, día de San Valentín, es la fecha perfecta para regalarnos una escapada romántica, donde conocer nuevos lugares y hacer nuestros sueños realidad. En La Rioja tu historia de amor será fascinante gracias a un paisaje de ensueño cargado de viñedos que dibujan un colorido único, lleno de verdes y marrones. ¿Te gustaría alojarte en una bodega? Será toda una experiencia que permite conocer de cerca la producción de vino a la que vez que realizar importantes catas de la mano de expertos enólogos. Pero, si lo prefieres, también puedes elegir dormir en una pequeña casa rural, un antiguo convento con jacuzzi para dos, la suite de un hotel en Logroño…

Para los amantes de la naturaleza, recomendamos descubrir la sierra riojana, en especial la zona de Cameros donde explorar las Cuevas de Ortigosa, practicar senderismo en el Parque Natural Sierra Cebollera y visitar las fabulosas Cascadas de Puente Ra. Y para acabar un día lleno de emociones, nada mejor que dejarse llevar por la perfecta combinación de gastronomía y vino de esta región en una cena para dos. Una velada perfecta que descubrir en algunos de los numerosos restaurantes donde nos harán un maridaje perfecto con la mejor cocina regada de los vinos Rioja más destacados.

Sorprende a tu pareja con una escapada a Logroño. La capital de La Rioja ofrece rincones culturales y de ocio con historia, como la Concatedral de la Redonda, con sus “Torres gemelas” o la Plaza de Abastos, y, además, podemos hacer parada en la famosa calle Laurel y saborear pinchos, acompañados de excelentes vinos.

¿Un poco de relax? Ya va siendo hora y, si lo compartimos con nuestra pareja, mucho mejor. La Rioja cuenta con importantes spas con infinidad de tratamientos para alcanzar el bienestar pleno. Una sesión de vinoterapia para dos nos dejará la piel nueva, gracias a extractos naturales de la uva y el vino. Podemos seguir con un masaje… y finalizar… ¡degustando una copa de vino de calidad! ¿Se os ocurre un plan mejor?

El vino sigue siendo protagonista de esta escapada. Y qué mejor forma que acabar, dando un paseo por los viñedos y realizando una visita a una bodega exclusivamente para vosotros dos. Son las catedrales del vino, edificios que esconden historia, trabajo y un diseño único, con una arquitectura vanguardista fuera de serie. ¡La Rioja os espera para vivir intensas pasiones este San Valentín!

Dejar comentario
Etiquetas: , , ...