Berlín: ciudad de contrastes, cultura, arte y diversión

0 comentarios

Berlín es un destino europeo de visita obligada que te enamorará. La ciudad está conformada por doce distritos en los que es posible percibir el enorme contraste entre lo antiguo y lo más cosmopolita.

Impresionantes edificios institucionales, innumerables museos y galerías de arte, maravillosas plazas, mercados de todo tipo… Berlín es una ciudad sin competencias y apta para cualquier tipo de visitante. ¡Encuentra tu plan ideal!

Cultura a borbotones

La gran cantidad de patrimonio histórico y cultural que albergan los barrios de Berlín proporciona a la ciudad la esencia que representa. En la capital alemana hay multitud de monumentos que te dejarán con la boca abierta. Uno de los más importantes e icónicos es la Puerta de Brandeburgo, un símbolo de unificación en la ciudad.

Puerta de Brandeburgo

Puerta de Brandeburgo

Otro imperdible es el Memorial y centro de documentación del Muro de Berlín, situado entre los distritos de Wedding y Mitte. Lo constituyen el monumento a las víctimas, el centro de documentación y la Capilla de la Reconciliación.

Tampoco te puedes perder el Reichstag (Parlamento) o la Gendarmenmarkt, considerada una de las plazas más bonitas de Berlín. En su interior cuenta con tres de las atracciones arquitectónicas más visitadas: Konzerthaus, Catedral Alemana y Catedral Francesa. ¡Un auténtico 3×1!

En Berlín puedes visitar unos 170 museos. El Museo de la RDA es uno de los más visitados, ya que es el único que refleja la vida en la antigua República Democrática Alemana y la historia de superación del pasado. Por su parte, el Museo Judío, ubicado en el centro de la ciudad, cuenta con una nueva exposición permanente con la que se puede conocer en profundidad la historia de los judíos desde la Edad Media hasta el presente a través de actividades interactivas.

Museo Anoha de Berlín ©Yves Sucksdorff

Museo Anoha de Berlín. ©Museo Judío de Berlín. Foto: Yves Sucksdorff

Además, ¿sabías que en Berlín hay una Isla de los Museos? Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, esta “isla” alberga: el Antiguo Museo (Altes Museum), el Nuevo Museo (Neues Museum), el Museo de Pérgamo, el Museo Bode (Bodemuseum) y la Antigua Galería Nacional.

Para los más pequeños

Si viajas a Berlín con la familia al completo, no os aburriréis. La ciudad posee una amplia oferta de actividades y lugares que visitar adaptada a todas las edades.

La mayor atracción turística para los más pequeños -y no tan pequeños- es el Berliner Tierpark, el parque zoológico más grande de Europa, donde se reúnen más de 9.000 especies de animales. Otro lugar en el que disfrutaréis es el Legoland Berlin, situado en Potsdamer Platz. Se trata de un parque temático e interactivo de LEGO con más de cinco millones de piezas, en el que es posible construir todo aquello que puedas imaginar.

Dos museos infantiles que no pueden faltar en tu viaje son el Museo ANOHA y el Museo MACHmit!. El primero tiene como objetivo que los niños aprendan a convivir respetuosamente con los demás y con el medio ambiente. El segundo es una combinación de museo y laberinto donde descubrirán el mundo de forma interactiva.

Familia en bicicleta ©Thomas Kier

Familia en bicicleta ©visitBerlin. Foto: Thomas Kier

Para finalizar, aunque hay muchas más, una actividad que puede ser muy divertida es recorrer el Muro de Berlín en bicicleta, descubriendo las maravillosas obras de arte que reúne la antigua frontera a través de una visita guiada por el Wall Cycle Path.

Delicias berlinesas

Una parte indispensable de la cocina berlinesa es la comida callejera. Prueba el famoso currywurst, el plato de comida rápida berlinesa por excelencia, que encontrarás en cualquier puesto de comida. Consiste en una salchicha cocida o a la parrilla con salsa de tomate y curry en polvo. ¡Tú eliges: con o sin patatas!

Otro de los platos típicos es la ensalada de patata o kartoffelsalat, receta que encontrarás como acompañamiento en la mayoría de los platos.

Si eres todo un goloso, no te puedes ir sin probar las famosas berlinas. Estos bollos rellenos de mermelada, crema o chocolate son un dulce que apetece en cualquier momento.

Para facilitar tu viaje, no dudes en comprar la Berlin WelcomeCard, con la que podrás acceder a múltiples atracciones y monumentos, así como obtener grandes descuentos.

¡No te lo pienses más y elige Berlín como tu próximo destino para una escapada inolvidable!

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios