El verano en familia se llama Costa Daurada

0 comentarios

Familiar, alegre, divertida y sabrosa, la Costa Daurada lleva años siendo uno de los destinos turísticos españoles por excelencia. Y no es para menos, esta franja de la costa catalana no solo ofrece sol y playa, también una importante herencia cultural Patrimonio de la Humanidad, una excelente gastronomía que no te dejará indiferente, maravillosos espacios protegidos y llamativas experiencias al aire libre. Suena bien, ¿verdad? Sigue leyendo y descubre por qué este litoral es un destino que no te puedes perder, especialmente si viajas con tus seres queridos.

Salou

Empezando por un elemento intrínseco al verano, los arenales de la Costa Daurada son ideales y muy seguros. Cuando viajas con los reyes de la casa, destacan las de Salou, Vila-seca, La Pineda Platja y Cambrils, que además disponen de excelentes comodidades, una amplia oferta de alojamientos, numerosas actividades al aire libre y de parques temáticos mundialmente conocidos. Y es que una jornada en Port Aventura o Ferrari Land es obligatoria, tanto para pequeños como para mayores, ya que ambas disponen de atracciones para todos los gustos y niveles de valentía.

Calafell

No obstante, El Vendrell cuenta con el sello “Playa en Familia” gracias a su infraestructura hotelera y de restauración especializadas en este sector. En este municipio se encuentra la playa de Coma-ruga, que alberga el manantial de Estany y del Riuet, de aguas terapéuticas. En esa misma zona también está el Club Náutico, con una gran variedad de actividades acuáticas como paddle surf, kayak o cursos de vela, que divertirán tanto a niños como a adultos. A menos de 15 minutos puedes visitar Calafell, sus playas ricas en yodo son fuente de salud y bienestar constante y además cuenta con un activo patrimonial único, la Cuidadela Ibérica, ideal para descubrir su pasado prerromano.

Si, por el contrario, prefieres descansar un poco de la playa, el interior de la Costa Daurada es una excelente opción. Las Muntanyes de Prades, por ejemplo, rebosan magia. Aquí puedes encontrar imponentes bosques, pueblecitos que parecen haberse parado en el tiempo y preciosos parajes naturales como la Ermita de l’Abellera, la Cueva de les Gralles en Capafonts; o el Toll de l’Olla, en Farena. Además, el Museo de Alcover cuenta con una interesante exposición de fósiles para que los peques descubran cómo eran tales montañas hace millones de años.

Vila-seca

Salou, Vila-seca, La Pineda Platja, Cambrils, El Vendrell, Calafell y Muntanyes de Prades tienen el sello de Destino de Turismo Familiar, distinción que otorga la Generalitat de Catalunya.

Por otro lado, los pueblos de Siurana, Albarca, Escaladei así como la Serra de Llaberia y el Parque Natural de la Sierra de Montsant, son excelentes opciones para el descanso y disfrute de preciosas caminatas. Si quieres ir un paso más allá, el Bosque del Poblet es perfecto para visitar con niños. Aquí encontrarás un itinerario micológico con diferentes tipos de setas pintadas en los árboles.

Tarragona

Siguiendo con la riqueza cultural de la zona, ¿qué tal un viaje al Imperio Romano? Tarragona, antigua Tarraco, promete una visita a tal época a través de sus ruinas. Una gran muralla del siglo II a.C. rodea el casco antiguo de la ciudad, desde la que discurre el Paseo Arqueológico. También te sorprenderá su anfiteatro romano a pie de playa, cuyas vistas a la ciudad y al mar llaman especialmente la atención. En la parte alta se encuentra el Circo de Tarraco, uno de los mejores conservados de todo Occidente. Una gran parte de los monumentos romanos fueron declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Calçots

Foodie o no, no puedes olvidar la deliciosa gastronomía de la Costa Daurada. Con la dieta mediterránea como base, los productos de esta zona son un auténtico regalo para el paladar. De la mar y de la tierra, su cocina utiliza productos frescos y de gran calidad, creando exquisiteces como los calçots, que más que un plato es una celebración; el arrosejat, un arroz marinero propio de la zona de Calafell; el xató, una ensalada aliñada con salsa romesco; o el menjar blanc, un postre de origen medieval de almendras, azúcar y almidón de arroz que pone el toque dulce. ¿No se te está haciendo ya la boca agua?

Snorkel

Los amantes de los deportes también están de enhorabuena. Cabe destacar que la Costa Daurada presume de tener unas temperaturas suaves durante todo el año, lo que facilita la práctica de deportes, tanto acuáticos como terrestres. Senderismo, escalada, snorkel o pesca en familia… ¡el toque justo de adrenalina lo pones tú!

¿Preparado para descubrir cada uno de los rincones que tiene preparados para ti la increíble Costa Daurada? No esperes más y, este año, descubre lugares inolvidables de España como este… ¡No te arrepentirás!

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios