Cullera, el Mediterráneo cálido y tranquilo

La localidad turística de Cullera, en la comarca de la Ribera Baja de Valencia, presume de playas estupendas para disfrutar del cálido Mediterráneo.

0 comentarios

Desde la céntrica playa de San Antonio, surtida de establecimientos de hostelería y comercios, hasta la apacible playa del Dosel, donde es posible admirar uno de los mejores cordones dunares de la Comunidad Valenciana, Cullera es una maravillosa elección para un verano perfecto.

Playa de San Antonio

Sin duda, la Cullera mediterránea y marinera resulta un destino altamente apetecible. Las aguas limpias, cálidas y tranquilas; y las playas con todo el equipamiento y los servicios turísticos disponibles, la convierten en un destino familiar por excelencia, idóneo para viajar con niños. Además, todas las playas de Cullera están declaradas libres de humo, incluso 6 de ellas cuentas con la certificación de bandera azul (Dosel, Faro, Olivos, Cap Blanc, Racón y San Antonio).

Asimismo, los aficionados a la vela, el surf o el buceo podrán dar rienda suelta a su pasión por los deportes náuticos en este tramo de la costa valenciana. Como puntos de referencia, el Club Náutico y el Club de Vela, a los que se añaden las variadas propuestas de escuelas y centros deportivos en la localidad.

Actividades náuticas

Pero Cullera es también historia y cultura. Su esencia pervive de especial manera en el Barri del Pou o Barrio del Pozo. Callejuelas estrechas y empinadas, con casas encaladas y plazoletas de balcones repujados de macetas con flores, son la seña de identidad de este barrio antiguo, donde las tardes todavía discurren con la calma de otros tiempos y las vecinas salen a charlar a la puerta de sus casas.

En Cullera se han hallado vestigios romanos que atestiguan su lejano origen, aunque la cultura cuya huella resulta más visible es la árabe; de ahí las callejas del Barri del Pou que recuerdan a las de una medina. Inclusive el topónimo Cullera viene del árabe Qulayra, revelando la época de esplendor de la villa. Y, en efecto, fueron los árabes los que erigieron su castillo y murallas, moldeando su urbanismo y extendiendo el asentamiento original hacia el sur.

Castillo de Cullera

El Castillo de Cullera, que ha pasado por diferentes remodelaciones y reformas a lo largo de los siglos, está bien conservado y alberga en su interior el Museo Municipal de Historia y Arqueología. Es una visita cultural muy recomendable, ya que abre las puertas al pasado histórico de esta pequeña localidad costera, antaño estratégica y que ni el rey Jaime I fue capaz de arrebatar a los árabes.

Y si lo que te pide el cuerpo este verano es disfrutar del ocio al aire libre, en Cullera te esperan también algunas increíbles rutas de senderismo, así que ¡cálzate las zapatillas y lánzate a descubrir un paisaje de contrastes! La Montaña de Cullera, los humedales, los lagos, la desembocadura del Júcar, las dunas… Naturaleza de costa y montaña, con sendas asequibles y atractivas de recorrer, algunas de ellas en bici.

Ruta del arroz

Hay opciones para escoger, desde la Ruta de Albacara del Castillo, que arranca en la Torre de la Reina Mora, hasta la Ruta del Arroz… Y es que curiosamente los arrozales se han transformado, con su belleza tranquila, en inusitadas rutas para el ecoturismo. Cuando el marjal, terreno bajo y pantanoso, se inunda, los arrozales se cubren de un manto plateado y ofrecen una estampa hermosa y serena. ¡Es el mejor momento para fotografiarlos!

El arrozal es el paisaje característico de la región y el arroz de primera calidad, el cultivo por excelencia y el secreto de las deliciosas paellas y arroces a banda. Para saber más sobre este alimento, conviene visitar el Museo de Arroz de Cullera, que se encuentra en el interior de la antigua Ermita dels Sants de la Pedra. Esta advocación hace referencia a San Abdó y Sant Senént, santos patronos protectores de las cosechas.

El otro cultivo de referencia en la zona es un frutal. Adivinas cuál, ¿a qué sí? Por supuesto, la naranja, típica de toda Valencia y que para Cullera representó ya en el siglo XIX una fuente importante de comercio y prosperidad. ¡No dejes de probarla in situ!

Senda del lago de l’Estany

Y no vamos a despedir este post sin antes recomendar un último paseo, el que brinda la Senda del lago de l’Estany, que te conducirá por un camino de alto valor ecológico y paisajístico hasta el sur de la desembocadura del río Júcar.

Este verano, ¡disfruta en Cullera de nuestra costa mediterránea con Logitravel.com!

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios