Almuñécar-La Herradura, la esencia de la Costa Tropical andaluza

0 comentarios

Almuñécar-La Herradura, en Granada, es considerado el oasis de paz y diversión de la costa andaluza. Situado a los pies de Sierra Nevada, esta hermosa y arqueada franja costera garantiza baños de sol y mar en un entorno de lo más paradisiaco. Soleada, poética, llena de historia y de vida, los 19 kilómetros de litoral dan para mucho, conquistando los corazones de todos los visitantes.

Paisaje playero con palmeras en Almuñécar.

El gran atractivo de la localidad es su litoral, siendo el corazón de la Costa Tropical, un nombre acorde a sus extensas playas, sus condiciones climáticas y su exuberante vegetación subtropical. Una combinación única, no sólo en la Península Ibérica, sino en todo el continente europeo. Su costa se reparte en 26 playas de gran diversidad. Las más urbanas, están dotadas de una amplia gama de servicios de accesibilidad, sanitarios y de vigilancia; mientras que las playas entre acantilados y sus íntimas calas son el lugar perfecto para alcanzar el más puro estado de relajación. A las cinco banderas azules que ondean en las playas de Almuñécar-La Herradura, se les suman otras cuatro banderas “Q de calidad turística”, dejando patente una vez más, que se trata del destino ideal para disfrutar de unas vacaciones de categoría.

Vistas playa de La Herradura.

Una de las playas más bonitas es la de La Herradura, protegida por los los cerros de La Punta de la Mona y Cerro Gordo. Este pintoresco arenal se caracteriza por su arena oscura de grano medio y ser ya el lugar por excelencia para la práctica de deportes náuticos como el submarinismo. Muy próximo, se encuentra el Paraje Natural Acantilados de Maro-Cerro Gordo. Abruptos barrancos que penetran en pequeñas calas para regalarnos una panorámica impresionante. Sólo tendrás que sumergirte en alguna de las playas que descansan a sus pies para observar las fascinantes grutas y fondos escarpados donde habita una rica y variada fauna marina; de ahí que haya sido declarado por la UNESCO Zona Especialmente Protegida.

Tras este recorrido por sus costas, no es de extrañar que la oferta de actividades relacionadas con el mar sea completísima: vela, windsurf, kayaks, excursiones y chárteres marinos. Su puerto deportivo, enclavado en un marco privilegiado entre el mar y la montaña, también ofrece servicios de alquiler de embarcaciones para que navegues a tus anchas mientras contemplas los mejores atardeceres de toda la costa andaluza.

Paraje Acantilado Natural de Maro-Cerro Gordo.

Mención especial merece la práctica del buceo en Almuñécar y La Herradura, ya que son un enclave turístico referente a nivel mundial. Esta realidad está refrendada por la profesionalidad de las empresas y centros de buceo que existen en el municipio. Los paisajes de la Punta de la Mona o el Paraje Natural de Cerro Gordo son el mejor escenario posible para tus inmersiones.  Si quieres iniciarte en este deporte y nunca te has atrevido, ¡este es el lugar! Un maravilloso mundo te espera bajo el mar.

Si viajas con niños, la localidad alberga espectaculares parques para vivir un auténtico día de aventura en familia. En el Acuario, encontramos, aproximadamente, 3.000 ejemplares pertenecientes a 270 especies diferentes entre las que destacan los tiburones grises y toro. Pero si quieres que tus hijos se lo pasen en grande, no dejes de visitar el parque acuático “Aquatropic”, ya que dispone de múltiples atracciones con agua de mar que les encantarán. Los aficionados a la ornitología podrán conocer el Parque Ornitológico Loro Sexi, que alberga una importante colección de ejemplares de aves pertenecientes a más de 100 especies.

Castillo de San Miguel.

Pero en Almuñecar-La Herradura, no sólo hay mar y montaña. Pasear por su casco antiguo se convierte en experiencia fascinante. Sus retorcidas callejuelas y el blanco intenso de las fachadas de sus casas te llevarán el punto más alto de la ciudad. Allí se encuentra el castillo de San Miguel, que descansa en la colina del cerro que lleva su mismo nombre. Fue levantado por lo árabes y, posteriormente, Fernando XVI lo utilizó como trinchera para terminar haciendo las funciones de cementerio cristiano hasta mediados del siglo XIX.  Actualmente, sus miradores nos regalan una de las vistas más bonitas del municipio. En la ruta, tampoco puede faltar, el Museo Arqueológico Cueva de los Siete Palacio. En su interior, guarda grandes tesoros arqueológicos como el sorprendente vaso canopo del faraón Apofis I de Egipto que, debido a sus jeroglíficos, es el documento escrito más antiguo hallado en la península ibérica. El Parque Botánico y Arqueológico El Majuelo será el escenario perfecto para dar un agradable paseo al tiempo que contemplas los restos que se conservan de la enorme factoría de salazón de pescado de época romana.

Después de un día lleno de emociones, ¿qué mejor que recargar las pilas con alguno de sus platos típicos? El mar Mediterráneo que baña las costas de Almuñécar provee de los más preciados productos a los sexitanos, haciendo de la gastronomía de la tierra uno de sus mayores reclamos, además de una seña de identidad.

Escudos de sardina.

A la completa oferta del mar, entre la que se encuentran tanto pescados y mariscos comunes como otros más singulares, suman los expertos cocineros las hortalizas y los vegetales más frescos, así como los exóticos frutos tropicales de las que Almuñécar es una de las máximas productoras a nivel mundial. Sus combinaciones permiten al paladar disfrutar de exquisitos platos.

En este paraíso de la costa, las chirimoyas, los aguacates, los mangos o las papayas, entre otros, conforman un paisaje en el que se dan cita variadas fragancias y una singular riqueza cromática que no dejan de sorprender al visitante. El consumo de estas frutas no ha dejado de cobrar fuerza, dado que cada día se revelan nuevas ventajas para la salud.

Una vez hayas saboreado la esencia de la Costa Tropical granadina, solo te faltará una cosa… ¡Volver!

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios