Europa acuerda un semáforo de colores para coordinar la movilidad de viajeros entre países

El semáforo clasificará cada zona como verde, naranja o rojo en función del riesgo por coronavirus

0 comentarios

Después de todos estos meses de pandemia en la que ha habido un poco de descoordinación entre los países de la zona Euro a la hora de gestionar las fronteras y establecer controles de entrada, la Unión Europea ha llegado a un acuerdo para unificar los criterios a la hora de calificar el nivel de riesgo por coronavirus de cada región. Son buenas noticias para los viajeros, que podremos saber fácilmente cómo está la situación epidemiológica de la zona dónde queremos viajar.

Todos los países de la UE usarán el mismo criterio a la hora de calificar zonas de riesgo con el objetivo final de poder garantizar la libre circulación de ciudadanos.

Cada semana los Estados miembros proporcionarán los datos de su situación epidemiológica al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), quien elaborará un mapa de colores que clasificará las regiones europeas en zonas verdes, naranjas, rojas o grises según la incidencia del coronavirus en cada región.

Los datos que deberán facilitar los Estados sobre su situación epidemiológica son la incidencia acumulada, es decir el número de nuevos casos acumulados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días; la tasa de pruebas, que son el número de pruebas por cada cien mil residentes realizadas en la última semana; y el índice de positividad de las pruebas, que es el porcentaje de pruebas positivas realizadas en la última semana.

A partir de estos datos, cada región quedará marcada de un color. Según el código de colores:

  • El verde marcará las áreas en las que la tasa de notificación de casos en 14 días acumulados sea inferior a 25 y la tasa de positividad sea inferior al 4%.
  • El naranja será para las zonas en las que la tasa de notificación sea inferior a 50, pero la de positividad sea del 4% o más, o bien si la tasa de notificación va de 25 a 150, pero la de positividad es menor del 4%.
  • El rojo determinará áreas en las que la tasa de notificación sea de 50 o más y la de positividad del 4% o superior, o en las que la tasa de notificación sea de más de 150 por 100.000 habitantes.
  • El gris se aplicará si no hay suficiente información para evaluar los mencionados criterios o si la tasa de pruebas es de 300 test o menos por 100.000 habitantes.

Los Estados miembros no deben restringir el libre movimiento de personas que viajan entre áreas ‘verdes’ y por tanto con una baja incidencia de la pandemia. En cualquier otra área, los países tienen libertad a la hora de decidir qué medidas aplican en su territorio y qué condiciones exigen a los viajeros que reciben desde zonas en las que el coronavirus tiene mayor impacto, como someterse a una cuarentena o un autoaislamiento o pasar por un test.

Si un Estado miembro va a restringir la movilidad con otro, debe informar previamente a ese país, al resto de socios comunitarios y a la Comisión Europea; así como también debe informar “inmediatamente” cuando relaje la restricción. Cualquier restricción acordada ‘debe ser proporcionada y no discriminatoria’ para preservar la salud pública de todos los ciudadanos, por lo que deberá levantarse tan pronto lo permita la situación epidemiológica.

Por otro lado, los trabajadores sanitarios, diplomáticos, pasajeros en tránsito, transportistas o periodistas que se encuentren cumpliendo con su trabajo, no tendrán que pasar por una cuarentena según las recomendaciones de la UE por considerar que desarrollan funciones o necesidades esenciales.

Así pues, estaremos muy atentos a la evolución de la situación y a las actualizaciones semanales de este mapa de colores de la UE a la hora de planificar nuestros viajes por Europa.

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios