Comunitat Valenciana: descubre las maravillas de la Costa Blanca

0 comentarios

La Comunitat Valenciana alberga una larga lista de maravillosos destinos en los que pasar tus vacaciones. En ellos encontrarás increíbles playas, preciosos paisajes naturales, una gastronomía selecta e infinitas opciones culturales y eventos.

No hay que ir muy lejos para disfrutar de playas de fina arena o parques temáticos donde las vacaciones en familia serán memorables. Te contamos todos los secretos de la Costa Blanca en Alicante.

Turismo acuático: playas o piscinas naturales

Granadella

El clima suave de la Costa Blanca, junto a la envidiable temperatura de las aguas que bañan su costa, consigue que sus playas sean de las más demandadas en nuestro país.

En Xàbia, dos calas fundamentales son Granadella y Portitxol. La primera es una fantástica playa virgen protegida por acantilados rocosos y que ondea Bandera Azul desde 1987. En Portitxol o Cala Barraca puedes disfrutar del tranquilo entorno, rodeado de las cabañas de los pescadores de la zona.

Cala del Morelló, en Calpe, te transportará a tiempos pasados. Allí se encuentran los Baños de la Reina, un yacimiento de estructuras de época romana que antiguamente fueron unas termas.

De Calpe a Guardamar del Segura, donde podrás encontrar playas vírgenes de arena fina y aguas cristalinas. Una de ellas es Playa El Camp, un extenso arenal de dos kilómetros en el que te recomendamos dar un largo paseo por la orilla y disfrutar del paisaje dunar.

Una opción perfecta para pasar un día en familia es la Platgeta de l’Advocat, en Benissa. En ella veremos un pequeño espigón y unas escaleras que llegan hasta el agua con poca profundidad.

Benidorm es un paraíso de contrastes donde es fácil encontrar grandes rascacielos o pequeñas y recónditas calas. Cala Tío Ximo o Cala La Almadrava, situadas a los pies de la Serra Gelada, son ideales para practicar buceo y descubrir los tesoros naturales de su fondo marino.

L’Illa de Benidorm

En la Comunitat Valenciana también hay islas: L’Illa de Benidorm y la Isla de Tabarca. La primera posee una gran riqueza de especies animales y vegetales y la segunda, antiguo refugio de piratas según se cuenta, localizada frente al Cabo de Santa Pola, fue declarada Bien de Interés Cultural en 1964.

Pero si prefieres la montaña, te ofrecemos la opción perfecta para que disfrutes del entorno natural y, además, puedas darte un buen chapuzón: ¡las piscinas naturales!

A pocos kilómetros de la costa y escondidas en la vegetación encontrarás piscinas o pozas como la de Salt de Bolulla, Fonts d L’Algar, Gorg del Salt o Salt de Jijona. Te recomendamos hacer una ruta a pie que culmine con un baño en uno de estos pequeños lagos de aguas turquesas. ¡Te recargará las pilas!

Planes alternativos

Castillo de Santa Bárbara

Viajar a Alicante para disfrutar de la costa es lo más típico. Pero te aseguramos que hay muchos más planes que hacer.

No todo el mundo es consciente del gran patrimonio histórico que posee la provincia alicantina, el Castillo de Santa Bárbara en Alicante o el Castillo de la Atalaya en Villena son algunos de los bienes más representativos. El patrimonio cultural no se queda atrás, destacando el Museo Escolar de Pusol, en Elche.

Pero, sin duda, nuestro preferido es el Balcón del Mediterráneo, también llamado Mirador del Castillo. Situado en Benidorm, es un punto estratégico para contemplar unas vistas maravillosas de la ciudad y su costa.

Si viajas con niños, la provincia de Alicante también es tu destino. Cuenta con un buen número de parques temáticos, como Terra Mítica, Mundomar, Terra Natura, Aqua Natura o Aqualandia. Planes ideales para unas vacaciones en familia.

Sabores extraordinarios

Suquet de peix

No te puedes ir de la Costa Blanca sin degustar su gastronomía basada en productos de la tierra y el mar. ¿A quién no le gusta disfrutar del auténtico arroz? Pero hay mucho más.

Alicante se conoce como la “ciudad del arroz” y Dénia fue nombrada Ciudad Creativa de la Gastronomía por la UNESCO. Descubre sus platos típicos más populares: el “bull amb ceba”, el “suquet de peix” o el famoso “arrós a banda”. ¡Deliciosos!

Si pasas por Guardamar del Segura es obligatorio probar su gamba roja y en Alcoy, la pericana, una riquísima ensalada de pimientos asados y bacalao seco. Por supuesto, todo ello acompañado de un buen vino alicantino. Los viñedos de la provincia de Alicante, con su excelente producción, acompañan maravillosamente la gastronomía mediterránea. Si eres amante del enoturismo, te recomendamos también una ruta por sus bodegas. ¡No te defraudarán!

No necesitas más razones para conocer la provincia de Alicante. ¡Ven y enamórate!

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios