¿Próximo destino…? ¡La provincia de León!

0 comentarios
Rate this post

La provincia de León es perfecta para que viajes de todo tipo la visiten en cualquier época del año. Los amantes del arte, la historia, la naturaleza, los deportes al aire libre y la gastronomía encontrarán su sitio aquí. Sin duda alguna, ¡este es tu próximo destino para una escapada! 😉

Con siete Reservas de la Biosfera de la UNESCO, a lo largo y ancho de su geografía encontrarás un vasto territorio con notables contrastes. Las montañas del norte, los llanos del sur, la fertilidad de El Bierzo y la dureza de la Maragatería, configuran varias combinaciones de relieve, vegetación y fauna que marcan la vida de sus habitantes.

Paisaje de la ruta Cares en Picos de Europa.

Paisaje de la ruta Cares en Picos de Europa.

Los ríos tienen un significado especial en la vida de la región. Los de la zona de El Bierzo son el eje principal de la comarca, ya que tienen un caudal abundante y regular durante todo el año. Mientras que, al extremo norte, son de escasos recorridos cuya acción intensa ha originado preciosos desfiladeros como Beyos y la Garganta del Cares.

Con tanta naturaleza, no es de extrañar que la provincia sea el enclave ideal para la práctica de deportes al aire libre. Algunas de las actividades que se pueden llevar a cabo son: el esquí en las estaciones invernales de San Isidro y Leitariegos; rafting, piragüismo y canoa en ríos y pantanos como Esla, Curueño y Porma; espeleología en espectaculares cuevas como la de Valporquero; barranquismo desde los Picos de Europa hasta los Cuatro Valles; y senderismo y equitación por los valles de Babia, las riberas y toda la montaña leonesa.

Montes Aquilianos

Montes Aquilianos

La región está repleta de muchos otros atractivos y oculta multitud de tesoros. Su riqueza patrimonial y cultural es única, fruto de la impronta de los diferentes pueblos que los habitaron: astures y cántabros, romanos y suevos, visigodos y árabes. Las montañas de Teleno y Cepeda son algunos de esos rincones, que cuentan con parajes naturales tan impactantes como los Montes Aquilianos, las Sierras del Teleno y La Cabrera y los Lagos de Truchillas y La Baña. Estas montañas también protegen las muestras de la arquitectura popular como el Torreón de los Osorios en Turienzo de los Caballeros, que destaca por la torre del homenaje, con sus 23 metros de altura; el castillo de Lagunas de Somoza, una construcción de fuerte muros de tapial; la iglesia de la Asunción de Rabanal, declarada de Bien de Interés Cultural en 1986; y el Torreón de Pernia en Otero de Escarpizo, de estilos barroco y renacentista.

En los Picos de Europa también se pueden encontrar otros rincones muy especiales, como el Pinar de Lillo, uno de los últimos pinares autóctonos de la península, que tiene más de 4.000 años; y el Sabinar de Crémenes. En el pueblo de Lois te sorprenderán la Catedral de la Montaña y las casas de nobles con escudos de armas en las fachadas.

El sur te transportará a otra época con sus castillos de película como el de Villanueva de Jamuz, que se caracteriza por sus cubos circulares, de mampostería y con balcones en sus frentes; el de Quintana del Marco y el de Alcuetas, que encandila por su ubicación en la parte más baja de la villa y por sus fuertes y robustos muros que aún siguen en pie.

Bosque de Faedo de Ciñera

Bosque de Faedo de Ciñera

La zona de Cuatro Valles, por su parte, alberga la mayor concentración de Reservas de la Biosfera del territorio europeo. Hay que resaltar el bosque de Faedo de Ciñera, conocido por sus hayas milenarias; y el Sabinar de Mirantes de Luna, en el que estos árboles echan raíces sobre la roca caliza. No olvides hacer una parada en la localidad de Rabia, declarada Conjunto Histórico Artístico, que destaca por su arquitectura tradicional de piedra de sillería y pizarra. En esta zona también puedes apreciar restos de otras civilizaciones, como los puentes romanos de Valdelugueros.

Ponferrada

Ponferrada

Por último, en el área de El Bierzo no puedes dejar de visitar Ponferrada, su capital, que tiene un casco antiguo digno de admirar. En él puedes visitar la Basílica de La Encina, la fachada barroca del edificio del Ayuntamiento y la calle del Reloj, en la que se encuentra la antigua cárcel, ahora reconvertida en museo. Las Colinas del Campo de Martín Moro conserva su patrimonio intacto: un arco de piedra, un puente medieval y la iglesia de Santiago.

Sin duda alguna, de la provincia de León también te enamorará su increíble gastronomía, basada, principalmente, en embutidos, carnes, legumbres, frutas, quesos, hortalizas y dulces. El cocido maragato es probablemente su plato más representativo, compuesto por sopa, berza, garbanzos y siete carnes. Además, tiene la peculiaridad de que se sirve al revés, es decir, en orden inverso al resto de cocidos españoles.

Caldereta de cordero

Caldereta de cordero

El botillo, la caldereta de cordero, la sopa de trucha, las empanadas y el batallón son otros de los platos típicos que deleitarán a los paladares más exigentes. También es tierra de vinos desde tiempo inmemoriales, destacando muy especialmente la Denominación de Origen Bierzo y la Denominación de Origen Vino Tierra de León.

No olvides ir de tapas por los diferentes barrios de la ciudad de León, donde se ofrecen sin costo adicional junto con la bebida, siendo toda una seña de identidad de la generosa tradición leonesa.

¿Preparado para descubrir en primera persona la provincia de León? ¡Te está esperando!

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios