Los viajeros valoran positivamente sus estancias de verano en la nueva normalidad

La gran mayoría volvería a repetir la experiencia viajera con las mismas condiciones

0 comentarios

Si eres uno de los afortunados que ha podido disfrutar de unas merecidas vacaciones este verano, te habrás dado cuenta de las medidas de seguridad que se han adoptado en el sector turístico. En todos los destinos se ha incrementado la presencia de geles desinfectantes, mesas situadas con distancia de seguridad, playas con espacios acotados u hoteles con mayor control de limpieza y desinfección.

Las empresas turísticas que han apostado por continuar su actividad han tenido que poner sus negocios a punto para lo que se conoce como “la nueva normalidad” tras el estado de alarma. Nuevas medidas de seguridad higiénicas y sanitarias que se establecen en los protocolos de las consejerías de salud pública, así como medidas extras que cada empresario ha querido implementar en sus negocios.

Los estudios que se han ido publicando estos meses confirman que tras los meses de confinamiento, un alto porcentaje de la población española no ha querido perder la oportunidad de tomarse algunos días libres para disfrutar del periodo estival; si bien es cierto que este verano de 2020 nos ha dejado algunas peculiaridades en la forma en la que hemos viajado.

Destaca que el turismo de este año ha sido un turismo más nacional frente a las salidas internacionales que han predominado otros años. Muchos turistas han elegido destinos cercanos a su residencia habitual, seguidos de alojamientos en zonas de naturaleza y sobretodo poco masificados y ha habido una gran demanda en alojamientos individuales tipo apartamentos o casas rurales Pero sobre todo algo que todos buscábamos eran alojamientos seguros, con medidas higiénicas implementadas y con espacios grandes para poder guardar la distancia de seguridad.

En este sentido, un estudio realizado recientemente ha revelado que la valoración de los turistas respecto a sus alojamientos elegidos para pasar unos días es bastante elevada. La gran mayoría valora positivamente las medidas adoptadas por sus alojamientos vacacionales y gran parte volvería a repetir la experiencia con las mismas condiciones.

El estudio también revela que algunos viajeros no han estado satisfechos, pero representan menos del 2% de los encuestados. Entre las opiniones negativas que se han recogido destacan sobre todo las actitudes incívicas de otros huéspedes, de las cuales los alojamientos no pueden hacerse responsables.

En general, tanto los alojamientos turísticos como otros negocios relacionados con el sector como por ejemplo restauración o tiendas, han sabido adaptarse a las medidas impuestas desde el gobierno y han transmitido esa sensación de seguridad a todos sus clientes.

Si otros años hemos realizado las reservas de vacaciones en función del precio, este verano hemos valorado este ítem en un segundo plano, dando así máxima prioridad a la seguridad sanitaria en nuestras elecciones. No nos ha importado pagar un poco más si eso nos otorgaba mayor seguridad.

Igualmente las reservas este año han sido planificadas con poca antelación, pasando a ser reservas casi en la misma semana que se viaja, debido al miedo de los rebrotes y la incertidumbre laboral y en gran parte basadas en los comentarios y opiniones de otros huéspedes o recomendaciones personales.

Ahora que ya está acabando el verano, podemos concluir que los viajeros han seguido siendo cautelosos y respetuosos con las medidas sanitarias, incluso en sus momentos de relax y disfrute, pero la gran mayoría ha tenido unas vacaciones muy satisfactorias debido a la seguridad que sus alojamientos y restaurantes les han ofrecido.

Dejar comentario
Etiquetas: , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios