La auténtica diversión está en el Pirineu de Girona

0 comentarios
Rate this post

Todos tenemos muchas ganas de volver a viajar como antes. Pero la situación ha cambiado y, con ella, muchos destinos se han adaptado para que podamos seguir haciendo lo que más nos gusta con las máximas garantías de seguridad e higiene. El Pirineu de Girona es un gran ejemplo de ello y te está esperando con los brazos abiertos para que puedas disfrutarlo y vivir experiencias inolvidables.

Desde el Cap de Creus sobresaliendo en el Mediterráneo hasta el punto más alto del Puigpedrós, el Pirineu de Girona es autenticidad y esencia pura. Es naturaleza infinita, con seis parques naturales de gran belleza: cerca del mar, en el Alt Empordà, el Parque Natural de los Aiguamolls del Empordà, el de Cap de Creus y el Paraje Natural de Interés Nacional de la Albera; más arriba, el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa; y, con carácter 100% pirenaico, los Parques Naturales del Cadí-Moixeró y el de las Cabeceras del Ter y del Freser.

En todos ellos existen cientos de itinerarios con los que descubrir en familia, con amigos o en pareja las riquezas de su variedad paisajística, de sus ecosistemas y de sus flora y fauna, siempre respetando el medio ambiente.

En este gran espacio natural podrás practicar múltiples actividades al aire libre de la mano de los mejores profesionales, como la ruta senderista de dos días por el Parque Natural de las Cabeceras del Ter y del Freser, la Vía Ferrata de Ribes de Freser -¡solo apta para los más valientes!-, salidas guiadas de interpretación en la Garrotxa, senderismo por el GR 11 -también conocida como la “Senda Pirenaica”-, cicloturismo por la Vía Verde, un paseo en globo sobrevolando la Garrotxa, ruta en bicicleta por la llanura de la Cerdanya, etc.

Pero, en esta época del año a la que nos acercamos, ganan por goleada todas las experiencias relacionadas con la nieve. Conectando con la Costa Brava, en esta vertiente del Pirineo hay cinco estaciones de esquí y montaña con más de 200 km de pistas en las que practicar tu deporte favorito: esquí alpino, nórdico o de montaña; raquetas de nieve, alpinismo… En la de Masella, que, con La Molina -estación decana en España- forman Alp 2500, es posible seguir esquiando en la noche gracias a su espléndida iluminación. En Vall de Núria o Vallter 2000, puedes hacer rutas guiadas con raquetas bajo las estrellas. ¡No podrás parar de mirar al cielo y de abrir la boca!

En esta naturaleza tan plena, te recomendamos salir del camino para que puedas conocer el rico patrimonio histórico y cultural de sus pueblos, con grandes joyas medievales y tesoros del románico, como pequeñas iglesias rurales repartidas por toda la zona y el monasterio de Santa María de Ripoll, cuya portalada principal es una obra única del siglo XII realizada en piedra arenisca local y trabajada en relieve con escenas bíblicas y motivos vegetales y geométricos.

También puedes visitar pueblos como los de Oix y Beget, que parecen directamente sacados de una postal; Santa Pau, uno de los pueblos medievales más bonitos de Cataluña, rodeado de volcanes; la villa medieval de Besalú, que te enamorará; y, entre muchos otros, Castellfollit de la Roca, situado en lo alto de un risco. Te prometemos que nunca verás nada igual…

No podemos poner fin a este post sin hablar de la espectacular gastronomía del Pirineu de Girona, que constituye el binomio perfecto entre mar y montaña y es fruto de la milenaria cocina que ha ido pasando de generación en generación. Hoy en día, las recetas más tradicionales se mezclan a la perfección con las más vanguardistas, fruto de la constante evolución de las técnicas culinarias, para servirte los mejores bocados en mesas de bares, restaurantes y hoteles.

Merecen mención platos como el trinxat de la Cerdanya, hecho a base de patata y col hervidas con tocino; los fesols de Santa Pau, una deliciosa alubia exclusiva de la Garrotxa, con características únicas por crecer en tierra volcánica; las setas de Ripoll, las anchoas de l’Escala y las cigalas del Cap de Creus. Cada bocado podrás acompañarlo con excelentes vinos de cada zona, algunos de ellos con Denominación de Origen como los del Empordà.

Además, si eres todo un amante del mundo enológico, no puedes volver a casa sin antes hacer una cata de vinos de altura en Llívia, la Cerdanya, donde descubrirás el proyecto LLIVINS, la primera bodega de elaboración de vinos ceretanos producidos a más de 1.200 metros de altitud. ¡No te defraudará!

¿Te apetece visitar el Pirineu de Girona? Como sabemos que la respuesta es SÍ, no te lo pienses más y comienza a organizar ya tu viaje a este destino, al que querrás volver una y otra vez. En nuestra web encontrarás múltiples propuestas de rutas en coche para hacer a tu aire. 😉

Dejar comentario
Etiquetas: , , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios