Formentera, paraíso natural y cultural para mayores de 55 años

0 comentarios

Formentera es la isla habitada más pequeña de Baleares. Pese a su pequeñez, y gracias a su forma recortada, posee una costa muy extensa repartida entre playas, calas, caletas y rincones increíbles, todos ellos bañados por sus aguas azules turquesas y transparentes. Además de ser un paraíso natural, destaca por su historia, cultura y excelente gastronomía tradicional, marcada fuertemente por el vínculo con el mar y la agricultura de secano. Si tienes más de 55 años y buscas el destino perfecto de vacaciones, ¡Formentera es EL SITIO!

La única forma de acceder a Formentera es por vía marítima, ya que no dispone de aeropuerto. Esto hace que la isla y el acceso a la misma sea una experiencia única y especial. En cuanto pones un pie en ella, la sensación de tranquilidad y de seguridad te envuelve.

Ses Illetes

Para poder descubrir todos sus encantos, te recomendamos alquilar un coche. De esta forma, podrás acceder a todos los rincones que tiene preparados como, por ejemplo, sus playas. Sin duda, las que más te sorprenderán son la de Ses Illetes, ausente de olas, con aspecto de piscina natural gracias a su transparencia y a la gama de azules turquesa; y la del Migjorn, con cinco kilómetros de extensión y de fácil acceso a través diferentes entradas desde la carretera principal, en ocasiones a través de bosques de pinos y sabinas. ¡Un espectáculo!

Si lo tuyo es practicar ecoturismo, debes saber que la isla apuesta por el turismo sostenible para proteger la pradera de Posidonia Oceánica más grande del Mediterráneo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Por ello, se ha lanzado un plan de acción para recaudar fondos donde podemos “apadrinar” metros de Posidonia oceánica.

Sant Francesc Xavier

Aunque la isla de Formentera es ampliamente conocida por el magnetismo de sus paisajes naturales, también esconde toda clase de rincones históricos únicos, dado que cuenta con un monumento megalítico del 2000 a.C. que da cuenta de que, desde la antigüedad, fue un punto importante del Mediterráneo. En ella hay tres pueblos históricos de imprescindible visita: Sant Francesc Xavier, Sant Ferran de Ses Roques y el Pilar de la Mola, donde se configuran toda una trama de plazas y vías, la mayor parte de las cuales coinciden con los antiguos caminos que unían las zonas de población con los templos religiosos.

En Sant Francesc Xavier se puede visitar la iglesia parroquial, la capella de sa Tanca Vella, cubierta por una bóveda de cañón; y los molinos de sa Mirada, donde hay una amplia panorámica del Estany des Peix, La Savina, Ibiza y el islote de Es Vedrà.

En Sant Ferran de Ses Roques no puedes perderte la torre de defensa de Punta Prima, los embarcaderos de Cala en Baster, el Estany Pudent y el sepulcro megalítico de Ca na Costa (2000 a.C.).

Por su parte, Pilar de la Mola te espera para mostrarte su increíble mercado de artesanía -que tiene lugar todos los miércoles y domingos por la tarde-, donde se comercializan artesanías elaboradas en talleres de la isla. De camino a este pueblo, haz una parada en El Mirador, en el kilómetro 14.

Calamars a la bruta

Por último, cómete a bocados la isla con su excelente gastronomía slow food, que se caracteriza por basarse en el uso de productos autóctonos, condicionada por el aislamiento de las islas Pitiusas. La poca variedad de productos, combinada con la alta calidad, la creatividad y el aprovechamiento, dan lugar a recetas tradicionales entre las que destacan: la ensalada payesa, frit de pop (frito de pulpo), sofrit pagès (con carne y patatas), calamars a la bruta o el bullit de peix. Estos ricos platos puedes degustarlos en cualquiera de los maravillosos restaurantes que hay repartidos por la isla.

Los vinos también son unos de sus atractivos, ya que es una región con mucha tradición de vitivinicultura desde tiempos inmemoriales y cuenta con casi 80 hectáreas de viñas. Existen dos bodegas, Terramoll y Es Cap de Barbaria, que resaltan por la calidad de su producto y por la organización de interesantes visitas guiadas que te parecerán inolvidables. ¿Qué mejor plan para una tarde de fin de semana?

El aire de calma, la calidez de sus gentes, su atmósfera inigualable y la belleza de sus paisajes, sin duda alguna, ¡te cautivarán! ¿Preparado para descubrir Formentera este verano?

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios