Sobre la negociación entre el Gobierno y los controladores aéreos

0 comentarios
Sobre la negociación entre el Gobierno y los controladores aéreos
Valora este post

A mediados de enero hablábamos de la rentabilidad de los aeropuertos españoles y su nuevo modelo de gestión y os emplazábamos a posteriores noticias acerca de la negociación entre AENA y los controladores aéreos, representados por la Unión Sindical de los Controladores Aéreos (USCA). Semanas después retomamos el tema ante los movimientos producidos en los últimos días.

Como bien sabéis, el problema principal de la polémica entre AENA (el Gobierno) y los contoladores aéreos radica en las condiciones laborales y salariales de estos últimos y la intención del Gobierno de revisar el convenio colectivo que les ampara, cuyas negociaciones están paradas desde el año 2004. En este sentido el Gobierno pretende reducir los sueldos de los controladores (de 350.000 euros anuales de media) como vía para la reducción de las tasas de navegación de España un 15% en los próximos tres años y la reducción del gasto en 300 millones de euros, entre otras cuestiones.

AENA y la USCA iniciaron las negociaciones con los siguientes planteamientos:

– AENA: propone la ampliación del volumen de horas ordinarias y limitar las extraordinarias, las que verdaderamente suponen un gran coste económico.

– La USCA: los controladores reclamaban una mayor flexibilidad de la jornada para poder fijar los turnos con menos antelación, reducir los costes por jubilación  y ampliar el número de plazas de controladores en 150 plazas, medidas que supondrían un recorte de 185 millones de euros.

Los primeros intentos de acuerdo llevados a cabo la semana pasada concluyeron con una ruptura de las negociaciones y con la respuesta del Gobierno con la aprobación de un decreto-ley que liberaliza modifica las condiciones laborales de los controladores privándoles de las competencias en la organización del trabajo y control operativo de los aeropuertos. Pero el decreto-ley aprobado va más allá y abre la puerta a la liberalización del servicio de control del tráfico aéreo, como bien señalan los compañeros de Hosteltur: la normativa implica, entre otras medidas, la selección de nuevos proveedores de servicios de control en aquellos aeropuertos que se determine; la implantación inmediata, previos los correspondientes estudios de seguridad, de los servicios automatizados AFIS, que prescinden del servicio de controladores, en aquellos aeropuertos de menor volumen de tráfico, hasta el momento se ha mencionado El Hierro, La Gomera, Huesca, Logroño, Burgos y el privado Ciudad Real. Y al mismo tiempo incluye la reducción inmediata de las horas de trabajo extra anuales que se mantenían en el convenio firmado en 1999, de 600 a 80 que repercutirá en una reducción de poco más de un 450% de los ingresos de los controladores, mientras la jornada de trabajo básica pasa de 1.200 a 1.750 horas anuales.

De momento la situación presenta pocas perspectivas de solucionarse en el corto plazo. Las acusaciones de las posibles consecuencias en el tráfico aéreo en la próxima Semana Santa son mutuas. Y aunque dentro de 15 días se reanudan las negociaciones, el Gobierno está barajando la opción de la intervención de Aviación Civil para garantizar los vuelos en Semana Santa.

Esperemos no llegar a esta última situación y que haya un acuerdo próximamente. Continuaremos informando.

Foto | nohedichonada

Dejar comentario
Etiquetas: , , , ...