Este Puente de Diciembre aprovecha para viajar y sentir el ambiente navideño

Un ambiente único para disfrutar la recta final del año

0 comentarios

No nos vamos a engañar. Todos los años hacemos lo mismo. Desde el primer día de enero miramos cuántos festivos y puentes tenemos en ese año laboral. Y a algunos de nosotros este año 2019 nos ha tocado casi llorar de los pocos puentes que hemos podido disfrutar. ¡Solo dos en 365 días! Pero aún estamos a tiempo, amigos. Vamos a aprovechar el último puente del año para pasar unas buenas vacaciones y disfrutar de los mejores destinos que nos trae el invierno.

Normalmente la tendencia en destinos para el Puente de Diciembre son aquellos que ya nos acercan a la Navidad. Las ciudades se ponen sus mejores galas navideñas, las calles se llenan de mercadillos con productos de todo tipo y el clima nos acoge con su manto de nieve. Por ese motivo, desde Logitravel queremos recomendarte destinos para pasar estos merecidos días de descanso en algunos de los lugares más ideales para sentir los primeros detalles de la Navidad. 

Región de Alsacia: la región de Alsacia, frontera entre Francia y Alemania, es una de las zonas más bonitas para visitar en Navidad. Muchos de sus pueblos engalanan sus calles con sus mejores adornos e invitan al visitante a disfrutar de su hospitalidad y gastronomía, todo cuidado hasta el más mínimo detalles. Un ejemplo de ello es Colmar: Pasear por sus calles es un espectáculo para los sentidos debido a la cuidada decoración que emplean en todos sus establecimientos y locales y sus casitas que parecen sacadas de un cuento.

Estrasburgo sin duda merece la pena ser visitada para poder admirar su catedral de 140 metros de altura presidiendo uno de los mercadillos navideños más bonitos de Francia. Para llevarte recuerdos llenos de magia y encanto, prueba a recorrer sus canales en un barco, pasear por sus callejuelas y sentarte en cualquiera de sus restaurantes a tomarte un vino de la región de Alsacia.

Mercadillo de navidad en Estrasburgo

Mercadillo de navidad en Estrasburgo

Estocolmo: una de las ciudades más completas para visitar en Navidad. Tiene una gran oferta cultural de museos. rutas para visitar su colorido casco histórico y quizás puedes escoger la opción de dormir en un barco. Y si a todo esto le sumas los espectaculares mercados navideños como el mercado de Navidad de Skansen, pistas de patinaje y todos los adornos que te imagines en periodo navideño, tendrás una escapada perfecta para saborear el ambiente navideño.

Además Estocolmo tiene uno de los metros más famosos del mundo debido a la decoración de sus estaciones. Si ves que el frío te atrapa, date un homenaje calentito con un “hot wine”, compra una de sus salchichas especiales de reno o alce y date un paseito en metro.

Mercadillo de Estocolmo

Mercadillo de Estocolmo

Praga y Budapest. Un combinado que no debemos dejar pasar en época navideña. Praga es bonita durante todo el año, pero en Navidad es como pasear dentro de un cuento de hadas. Sus edificios más emblemáticos se decoran con todo lujo de detalle y la nieve que cubre gran parte de la ciudad crea una imagen muy especial. Mención especial a las luces que decoran la ciudad y sus mercadillos en todas sus plazas principales.

Budapestal igual que su capital vecina es un buen destino para una economía ajustada. En Navidad Budapest se vuelve incluso más romántica y podrás pasear bajo en hechizo de la Navidad por sus barrios cargados de historia. Al igual que otras ciudades tiene varios mercados navideños por toda la ciudad, algunos de ellos dentro de sus edificios más singulares que parecen estar en ruinas. Pero sin duda el imprescindible en Budapest es visitar sus baños de aguas termales, como el balneario Széchenyi y sentir esa placentera sensación de bañarte en agua caliente de unos 36º en contraste con los 0º del frío exterior.

Praga en Navidad

Praga en Navidad

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios