Costa Cálida-Región de Murcia, un paraíso entre dos mares

0 comentarios

Cada vez son más los que se dejan seducir por una costa de dos mares, de playas extensas, de calas escondidas, de imponentes fondos marinos, de cultura, de tradiciones y de sabores auténticos. Si ya has tenido la suerte de pasar unos días en Costa Cálida-Región de Murcia, seguro que sabrás de lo que hablamos. Si no es así, es momento de descubrir este destino. Ya sea para recordar los preciosos momentos que has vivido o para soñar con tu próximo viaje, ¡sigue leyendo y no te dejes nada en el tintero!

Vela en el Mar Menor – Región de Murcia. ©Adrián Madrid.

Con más de 300 días de sol al año y una temperatura media anual de 19ºC, Costa Cálida-Región de Murcia es un destino muy apetecible en cualquier época del año, ya sea verano o invierno. Comenzamos por sus playas. Las del Mar Menor son sinónimo de grandes balnearios a cielo abierto, con aguas tranquilas que emulan piscinas sin fin. Aquí se encuentra San Pedro, la mayor zona de lodoterapia al aire libre de toda Europa, cuyas charcas tienen un gran poder terapéutico.

Tampoco pasa desapercibida La Manga, un capricho de la orografía que, gracias a sus excelentes instalaciones y actividades recreativas, ha sabido satisfacer a turistas y locales. Te sorprenderá este cordón de tierra que se extiende a lo largo de 24 kilómetros, desde Cabo de Palos hasta la Punta del Mojón, y cuya anchura va del kilómetro y medio a los 200 metros.

Pero Costa Cálida no se queda ahí. También destacan otros enclaves como los litorales de Cartagena y La Unión, Mazarrón, Águilas y Lorca. Vayas donde vayas encontrarás tranquilidad, paz, sol e increíbles playas.

Buceo en la Costa Cálida – Región de Murcia. ©Sergio Burgos.

En todas ellas, además, es posible practicar buceo. Las zonas de Cabo de Palos, Cartagena, Águilas y Mazarrón cuentan con impresionantes fondos marinos repletos de ricas flora y fauna, que se pueden descubrir sea cual sea tu nivel de inmersión. Destacan las Reservas Marinas protegidas de Isla Hormiga y Cabo Tiñoso, donde te toparás con una abundante vida marina e históricos barcos hundidos.

Más allá del buceo, puedes practicar otros tipos de actividades acuáticas, como windsurf, paddlesurf, kitesurf, vela ligera, paseo a toda velocidad en catamarán… Y si eres una de esas personas que se atreven con todo, te recomendamos alquilar una moto acuática o probar experiencias como el flyboard, para que puedas pasar del mar al cielo.

Pero no todo lo bueno se encuentra en el mar, ya que el litoral ofrece otras muchas experiencias de turismo activo como el senderismo a través de sus vías verdes, rutas en bici o el golf.

Castillo de San Juan de las Águilas. ©Ayuntamiento de Águilas.

Tampoco querrás dejar en casa tu vena “cultureta” visitando lugares históricos como el Castillo de San Juan de las Águilas, que, además de ser el emblema de la ciudad, regala una maravillosa panorámica; o el Teatro Romano de Cartagena, máximo exponente del Imperio en una ciudad que cuenta con más de 2.500 años de vida.

Caldero

El buen comer es también una parte esencial. Siéntate en una terraza frente al mar y disfruta de uno de sus grandes platos estrella: el caldero. Este guiso genuinamente marinero se elabora a base de arroz, pescado fresco y ñoras, que le da un toque muy especial. ¡Menudo homenaje! Si todavía te queda hueco para el postre, olvídate de la dieta y no dejes de probar el Pan de Calatrava, una especie de flan de influencia musulmana que te hará salivar, o el Paparajote, hojas de limonero cubiertas de una masa elaborada con harina y huevo, fritas y espolvoreadas con azúcar en polvo y canela.

Como ves, Costa Cálida-Región de Murcia está hecha para todos los gustos y edades. Sea cual sea la estación en la que vas a viajar a este destino y la compañía, este precioso paraíso español está esperándote con muchas ganas para enamorarte por completo.

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios