Los encantos del período otoñal en la provincia de Barcelona

0 comentarios

Barcelona es una provincia que reúne todo lo necesario para hacer una escapada durante los meses de otoño. Más de 300 municipios y 12 comarcas repletas de acogedoras playas, encantadores paisajes montañosos, ciudades cosmopolitas, gastronomía deliciosa, cultura por doquier y miles de planes para hacer.

Descubre, a continuación, todo lo que te proponemos para que tu visita a este maravillose destino no te deje indiferente. 😉

Naturaleza infinita

Parque Natural de la Serra de Collserola

La provincia de Barcelona posee un total de 12 parques naturales perfectos para realizar tus actividades deportivas, pasear y disfrutar del entorno. Algunos de los más importantes son el Parque Natural de la Serra de Collserola, pulmón de la ciudad condal; y el Parque Natural del Montseny, nombrado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Las sierras del Cadí y de Moixeró discurren paralelamente a los Pirineos y engloban una gran biodiversidad. Aquí se encuentra la montaña de Pedraforca, conocida por su singular forma de “w” invertida y lugar de iniciación para muchos escaladores.

Colindante a las localidades de Castelldefels, Sitges y Sant Pere de Ribes se encuentra el Parque Natural del Garraf, un espacio protegido cuyos límites llegan hasta la costa y es perfecto para practicar espeleología.

También merece la pena recorrer uno de sus múltiples caminos de ronda -pequeño sendero que discurre de forma paralela al mar-. Te sorprenderá el tramo de 24 kilómetros que discurre desde Garraf hasta Vilanova i la Geltrú, pasando por la bella localidad de Sitges. Durante el mismo podrás observar bonitos paisajes y las mejores vistas del mar.

Planes culturales

Montserrat

Si hablamos de cultura en Barcelona, es de obligada mención la montaña de Montserrat. Es uno de los símbolos espirituales y religiosos más representativos de Cataluña. La subida hasta la cumbre se realiza con varios objetivos: conocer el santuario y la Moreneta y escuchar a los niños de la Escolanía cantar el virolai.

Sin duda, otro de los grandes atractivos culturales es la Cripta de Gaudí, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 2005. Está considerada la obra más importante del arquitecto.

Por toda la provincia de Barcelona hay numerosas rutas señalizadas para descubrir todos los rincones de su patrimonio natural y monumental.

Te recomendamos recorrer el Camino Ignaciano, un itinerario de arte y cultura para seguir los pasos de San Ignacio, que puede hacerse a pie o en bicicleta, pasando por lugares como Igualada, fundada en el año 1100; Montserrat y Manresa, donde está la cueva en la que San Ignacio vivió una de sus mayores experiencias espirituales.

Vic es otro de los lugares de parada obligatoria. Con matices medievales, posee un enorme patrimonio, donde destacan especialmente la catedral de Sant Pere o el Museo Episcopal.

Sitges y Terrassa también cuentan con importantes patrimonios artístico y cultural. El casco antiguo del primero te impresionará con las ruinas de una muralla medieval, el Cau Ferrat -la casa-taller del pintor Santiago Rusiñol- o el Museo de Maricel. En Terrassa, viaja en el tiempo desde la época medieval hasta el modernismo plasmado en su arquitectura industrial.

Gastronomía y enoturismo

Calamares frescos

La provincia de Barcelona ofrece una exquisita gastronomía a sus visitantes, basada en productos de proximidad, de productores locales, y de alta calidad, con la que se pueden descubrir las tradiciones culinarias del territorio.

Procedentes del mar, puedes degustar productos frescos como cigalas, gambas rojas, sepias o calamares. En cuanto a los terrestres, los meses de otoño son ideales para las setas, una cuya recogida es muy habitual en la provincia. También son típicos tubérculos como las patatas de montaña, el boniato o las aguaturmas; y frutas de temporada como la manzana, la uva, la granada, el membrillo y, por supuesto, las famosas castañas.

Todos estos productos los encontrarás presentados en originales platos, que puedes probar en numerosos bares y restaurantes típicos.

Y no te vayas sin degustar los vinos regionales. El enoturismo ha adquirido una gran reputación en la provincia de Barcelona, gracias a sus tres denominaciones de origen: Penedès, Alella y Pla de Bages.

Este es un tipo de turismo que, a pesar de parecer moderno, lleva con nosotros desde principios del siglo XX, cuando era tradición visitar una bodega en días festivos. A día de hoy, es una opción que ofrecen incluso los hoteles rurales en sus programas.

En sus bodegas podrás disfrutar de un buen picnic entre viñedos. ¡Una experiencia alucinante!

Visita la provincia de Barcelona y descubre todas sus posibilidades para este otoño. Sin duda alguna, ¡querrás volver el año que viene!

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios