El efecto Lanzarote

0 comentarios
El efecto Lanzarote
Valora este post
No vamos a ser nosotros quienes a estas alturas os descubramos Lanzarote. Pero sí que vamos a ser quienes os provoquemos esa necesidad, esa obligación de viajar a Lanzarote inmediatamente.
Lanzarote es una de esas maravillas de las que todos deberíamos estar orgullosos. Una isla única. Un rincón de las Islas Canarias cuyo principal atractivo es la naturaleza. Naturaleza que se extiende por su costa y por su interior, por sus playas y por sus volcanes, y que bien justifica su denominación como Reserva de la Biosfera.
Arrecife, Yaiza, Teguise, las playas de Papagayo, los Jameos del Agua, Hervideros o el Parque Nacional del Timanfaya, son algunos de los lugares más visitados de Lanzarote. Todos ellos aúnan naturaleza y playa, y destacan por el equilibrio entre su conservación y el desarrollo del turismo. Lanzarote es uno de esos destinos que ha sabido combinar muy bien ambos aspectos, gracias a ello ofrece en la actualidad una garantía de relax, tranquilidad y disfrute de la naturaleza.
Pero el atractivo de Lanzarote no acaba en la naturaleza y en las playas. Ni en los deportes acuaticos, ni en los volcanes. Ni mucho menos. La gastronomía canaria, con sus variaciones propias de esta isla, tiene en Lanzarote un elemento básico para cualquier plan de viaje a Lanzarote: los potajes, las carnes, los pescados, los vinos, los quesos, los panes de maní, los roscos del alma, el sanconcho, las papas arrugadas,…,
Y para muestra, este gran reportaje sobre la gastronomía de Lanzarote en “Un país para comérselo”, de TVE, que esperamos que sea el elemento que os haga decidiros por viajar y disfrutar ya de Lanzarote.

Dejar comentario
Etiquetas: , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios