Las mil y una caras de Andorra

0 comentarios
Las mil y una caras de Andorra
Valora este post

Andorra es uno de los pocos lugares en el mundo en el que cualquier época es ideal para ser visitado, ya sea en invierno o en verano, el país dispone de muchos atractivos para convencer al turista de ser el destino perfecto para las vacaciones.

En verano se puede disfrutar de las excursiones por las montañas y de sus paisajes conformados por lagos y bosques imponentes. También se pueden visitar las rutas culturales en los principales pueblos. Por ejemplo, merece la pena visitar Canillo. Es la parroquia con mayor extensión en Andorra, cuenta con 120,86 kilómetros cuadrados y un clima de montaña, frío y seco, con nieve abundante sobre las cimas en los meses de invierno. Se encuentra ubicado a una altitud que varía entre los 1.400 y los 2.913 metros sobre el nivel del mar. Es ideal para disfrutar de la nieve y el sol.
Los lagos Tristaina son unos de los preferidos para excursionar en Andorra, debido a su fácil acceso por carretera. Sus principales atractivos son la flora y la fauna que ofrece al visitante, además de senderos muy bien marcados, lo que evita desviarse y demorar en el tramo.
Una experiencia inolvidable a realizar en Andorra es el viaje en globo aerostático a través de todo el Pirineo, a unos 400 metros de altura. La experiencia se puede realizar desde La Seu Urgell, a donde se llega después de una hora de viaje en coche desde la ciudad de Andorra la Vieja.
Como veis, para gustos, colores, ya que Andorra se puede disfrutar los 365 días del año con todas las opciones que ofrece.
Dejar comentario
Etiquetas: , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios