¿Primera vez de crucero?

Estos son los consejos que necesitas

0 comentarios

La primera vez que hacemos un crucero, somos un mar de dudas ¿hay que llevar toallas para tomar el sol? ¿Habrá secador de pelo en el camarote? ¿Qué ropa llevo? Esto es el manual básico del crucerista novato.

Lista para embarcar

Lista para embarcar

 

La maleta

No, no hay que llevar toallas para tomar el sol, en el barco te las proporcionan y te las cambiarán cuando estén mojadas, pero ojo, no las pierdas o te las cobrarán como desaparecidas. Y si, en los camarotes hay secadores de pelo y está prohibido llevar el tuyo propio por seguridad. Las planchas de pelo si están permitidas, pero no las planchas de la ropa.

Cuando llegues a la terminal de cruceros, dejarás las maletas en un mostrador exterior, desde donde las llevarán a tu camarote. El proceso lleva un tiempo, donde escanean por seguridad las maletas, las suben al barco, y finalmente, las reparten a cada camarote, por tanto, prepara una mochila o maleta pequeña, que llevarás contigo durante el embarque, con lo siguiente:

  • Documentación del viaje y pasaportes.
  • Medicación, sobre todo la que tienes que tomar a determinadas horas.
  • Bañadores. Esto es importante si quieres disfrutar de las piscinas desde el primer momento, porque puede que las maletas no lleguen a tu camarote hasta el final de la tarde.
  • Cámaras de fotos u objetos de valor y delicados que prefieres no perder de vista nunca.

Disfrutando en familia en la piscina

Llévate un buen botiquín para cualquier imprevisto. La asistencia médica a bordo es muy cara, y aunque tu seguro de viaje cubrirá esos gastos en caso de accidente, para pequeños problemas quizá sea mejor echar mano del botiquín propio. Ibuprofeno, antiácidos para digestiones pesadas, antihistamínicos para los alérgicos, algo para resfriados por si acaso, y tiritas o bandas anti rozaduras para los pies por si en las excursiones caminamos demasiado.

Las pastillas para el mareo las suele dar el barco en caso de muy mala mar, pero hay personas que a poco que se mueva el barco se sugestionan y necesitan tomar pastillas anti-mareo aunque el barco y la mayoría de la gente no consideren el movimiento relevante. Así que mejor lleva pastillas para el mareo de casa, y si quieres evitar el efecto sedante que produce, cómpralas con cafeína.

En cuanto a la ropa, aunque las noches de gala son cada vez más informales, no olvides meter algo de ropa elegante y algo de joyería o bisutería para lucir radiante. Durante el día, ropa cómoda vacacional: pantalones cortos, sandalias, camisetas, tops, polos… lo habitual en verano, o vaqueros, chinos, vestidos, camisas, etc si es una temporada más fresca. 

Para las cena de diario, está bien arreglarse un poco, como si fueses a un buen restaurante de tu ciudad. La mujeres, si van a ponerse vestidos para cenar con hombros descubiertos, conviene que lleven un chal, pues muchas veces el aire acondicionado está muy fuerte en los restaurantes.

Relax en la cubierta

 

El embarque

¿A qué hora debes presentarte en el puerto para embarcar? Busca ese dato en la documentación del crucero, pero por norma general piensa que a primera hora de la mañana los pasajeros del anterior crucero deben desembarcar y que comienza el proceso de limpieza de camarotes y puesta a punto de todo el barco. Por tanto, los embarques suelen comenzar al mediodía, sobre las 12 de la mañana (consulta tu hora especifica).

Si llegas pronto a la terminal, una vez realizado el check-in te será asignado un número de embarque y quedarás a la espera de que te permitan embarcar. En cuanto se abra el embarque, irán llamando a grupos de pasajeros en función de su número.

Puedes acelerar el proceso de check-in si lo realizas en la web de la compañía, que en algunos casos te permitirá también hacer reservas de restaurantes, paquetes de bebidas, espectáculos y excursiones. Así, una vez en la terminal de cruceros, solo tendrás que presentar la documentación y permitir que te saquen una foto para asociarla a tu tarjeta identificativa del crucero.

Tendrás que presentar también una tarjeta de crédito en la que se cargarán tus gastos a bordo. Te la pedirán durante el check-in o bien podrás registrarla en las primeras 48h a bordo en unas máquinas específicas que hay para ello en el barco.

Primeros pasos a bordo

En cuanto puedas acceder a tu camarote, verifica que todo funciona bien, y cualquier cosa que necesites (juntar o separar las camas, cunas para bebé, algo que no funcione, etc) se lo pides al asistente de camarote, que no te será difícil encontrar por el pasillo. De hecho, lo habitual es que él o ella se presente en cuanto detecte tu presencia.

Llegando al camarote

Verifica que tienes el turno de cena deseado, y si quieres, acércate al restaurante a ver tu mesa. Si viajas con unos amigos que hicieron la reserva aparte y quieres que os sienten en la misma mesa consulta el horario y lugar de atención del maitre, para pedirle los cambios oportunos (que hará si es posible).

Posiblemente al rato de embarcar será la hora de comer, verifica en el diario de a bordo que tendrás en tu camarote, que restaurantes o bufés están abiertos para comer y hasta que hora, y procede. Como verás, el diario de a bordo será tu guía de lo que pasa en el barco en todo momento, aunque ahora muchas compañías tienen apps que puedes descargarte en el móvil para ese, y muchos otros cometidos.

Si no has reservado excursiones previamente, deberías reservar las de los dos días siguientes por lo menos nada más embarcar, para no quedarte sin tiempo o plaza. Lo mismo si es un barco muy grande que requiere reserva para espectáculos, o si quieres cenar en un restaurante de especialidades una determinada noche. Visita el spa, pues el día del embarque suele tener puertas abiertas, y haz reserva de tratamientos si tienes intención de hacerlos antes de que se llenen los horarios más demandados.

Y por supuesto, explora el barco con un plano en la mano para no perderte ningún rincón. A disfrutar!

Disfrutando en altamar

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios