Las comidas más raras del mundo

0 comentarios
Las comidas más raras del mundo
Valora este post
¿Eres de los que no tiene problemas con la comida? ¿Te gusta todo? ¿No sueles poner problemas a la hora de experimentar nuevos sabores y texturas? ¿Eres de los que se atreve con todo?…¿sí? ¿estás seguro?…Si eres de los que lo prueba todo y no tiene ningún tipo de reparo a la hora de echarse a la boca cualquier cosa, el post de hoy va dedicado a ti.
Casi todos nosotros estamos acostumbrados a una serie de sabores y de texturas, asociadas a las costumbres culinarias de nuestra zona. Hemos crecido con ellas y representan nuestro patrón a la hora de valorar lo que es o no diferente, lo que es o no raro, y lo que está o no bueno para nuestro paladar.
Pero el paladar, como todo, se va educando y acostumbrando a otro sabores y texturas conforme vamos creciendo. Hasta el punto de ser capaz de reconocerlo y aceptarlo todo. O casi todo. Últimamente vemos cómo se van incorporando a la cocina nuevos ingredientes procedentes de la cocina asiática sobre todo y que, poco a poco, nos van demostrando que todo es comestible.
Cualquier elemento de origen animal o vegetal  se puede cocinar y comer. Por extraño que nos resulte, siempre hay alguien que lo come. ¿Cuál es la comida más rara que habéis probado? ¿Qué es lo más extraño que habéis visto comer?…aquí van las 2 más raras que hemos encontrado:
Balut: es un huevo de pato o gallina fertilizado, con el embrión dentro que se suele comer cocido. Aunque para nosotros resulta casi imposible su ingesta, en Vietnam o China es un manjar considerado afrodisíaco.
Insectos de cualquier tipo: arañas, escarabajos, hormigas, etc., en cualquier lugar de Asia los insectos son parte de la dieta. Ahora bien, para nosotros es algo que todavía nos queda un poco lejos…
¿Alguna comida rara que hayáis probado durante algún viaje?

Dejar comentario
Etiquetas: , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios