Disfrutando de la gastronomía en Paradores: ¿eres Marmitia, Tamizia o Especia?

0 comentarios

Alojarse en un Parador es algo que a todo el mundo le gustaría hacer en algún momento. Son uno de los alojamientos hoteleros más deseados por todos. La calidad del servicio y el entorno y el edificio emblemático en el que se ubican, los hacen de los más singulares y valorados.

La Red de Paradores Nacionales son un emblema dentro de la oferta de alojamientos hoteleros de España. Una referencia para quien desea pasar una estancia diferente por todo lo que representan y transmiten. Son una garantía de disfrutar de un alojamiento hotelero único. Porque los paradores son únicos en todo, pero sobre todo por ser un elemento importante en la recuperación y conservación del patrimonio cultural de España, pues buena parte de ellos se encuentran ubicados en edificios de interés histórico-artístico, como son castillos, conventos, monasterios, etc.

Con el paso de los años los Paradores han pasado de ser considerados como una de las mejores opciones para alojarse y casi destinada a un perfil de cliente de alto poder adquisitivo, a diversificar su clientela a través de múltiples opciones y propuestas de viaje. Y además a complementar la estancia con la posibilidad de disfrutar de una gastronomía muy cuidada. Hasta el punto de que sus restaurantes se han convertido en referencias para todo el que quiere saborear los mejores platos y productos de cada rincón de España.

Los restaurantes de los Paradores se han convertido en una referencia en la gastronomía española. Ofrecen una cocina de mercado, moderna, mezcla de tradición y vanguardia, y orientada a trasladar al cliente la esencia de cada zona con productos de la tierra. Cada restaurante de la Red de Paradores tiene algo distinto. La oferta es tan amplia que lo mejor es dejarse llevar por una de las tres categorías en que se reparten, dependiendo del tipo de cocina:

 

– Restaurantes Marmitia: están especializados en productos y recetas locales y siguen el concepto de restaurante tradicional de Paradores. Destacan los de Almagro, Benicarló, Cañadas del Teide, Gredos, Lorca y Segovia.

 

– Restaurantes Tamizia: son restaurantes concebidos según las tendencias actuales de tapear y picotear, de ahí que también se les asocie con el concepto de “bocados gastronómicos”. Destacan los de Albacete, Arcos de la Frontera, Ceuta, Ciudad Rodrigo, El Hierro, La Palma, y Trujillo.

 

– Restaurantes Especia: son los restaurantes clásicos de Paradores. Los que podrían considerarse como gourmet y que ofrecen una carta más amplia y con un concepto claramente asociado a la alta cocina. Destacan los de Alcalá de Henares, Cáceres, Cangas de Onís, Cuenca, Granada, La Gomera, Ronda, Santiago de Compostela, Sigüenza y Toledo.

Con esto, ya queda poco que decir sobre Paradores. Llega el momento de saborearlos y luego comentar la experiencia. Sólo falta identificar si somos Marmitia, Tamizia o Especia, y elegir el Parador. La Semana Santa está a la vuelta de la esquina, ¿por qué no aprovechar la Semana Santa para disfrutar de una experiencia gastronómica en un Parador?

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios