Descubre Madeira

0 comentarios
Portugal es un gran país para escaparte en vacaciones, ya que guarda muchos tesoros, tradiciones, uno de esos lugares mágicos es la Isla de Madeira, sitio en el que nació la súper estrella del fútbol del Real Madrid Cristiano Ronaldo.
Con un clima espectacular durante casi todos los días del año y con fantástica playas, montañas y varios monumentos emblemáticos, hacen de la isla Portuguesa un lugar muy especial, además de ser la tierra que vio nacer a Cristiano Ronaldo, un embajador de excepción para un lugar que no necesita presentaciones. Te recomendamos que prestes atención a este maravilloso lugar que puede ser una estupenda opción para tus próximas vacaciones:

 

Funchal

Funchal es la capital de Madeira y cuenta con un gran atractivo turístico, no solo hay paradisíacas playas, sino que hay peculiares calles adoquinadas y casas pintorescas le dan un toque que especial que invitan a recorrerla.
Entre las cosas que tienes por ver y hacer en Funchal están la visita obligada a subir al Pico do Arieiro para que tengas de las mejores vistas de la isla, además para los que les gusta hacer trekking es el lugar ideal. Para los futboleros visitar el Museo de Cristiano Ronaldo sería también otro lugar de referencia, te darás cuenta que es la persona más influyente de la isla, por encima de cualquier cargo público. En el museo te encontrarás con una réplica de Cristiano y diferentes artículos importantes del jugador. También es muy recomendable pasear por el mercado de Lavradores, este lugar te permitirá conocer más de cerca las costumbres de los madeirenses.
El Jardín Botánico también es uno de los imprescindibles, las flores y la Isla de Madeira tienen una importante conexión, en el lugar podrás ver especies autóctonas muy bonitas.

 

Machico

El mar es un elemento importante para la Isla de Madeira y para el pueblo de Machico aún más, su principal atractivo es el faro que se encuentra frente al mar, el primero construido en el lugar que sirvió de guía para los navegantes portugueses y para avisar a los habitantes de algún ataque pirata. Si quieres ver un lugar muy auténtico debes ir a este lugar y disfrutarás de la calidez de sus habitantes y de lo pintoresco que es el pueblo.

 

Porto Santo

Porto Santo es el lugar ideal si lo que buscas en Madeira es playa, puedes llegar después de un paseo en ferry y a partir de allí déjate llevar porque el éxito está garantizado. Aguas tranquilas, cristalinas, arena fina y todos los servicios necesarios para que el viajero disfrute de una agradable jornada en la playa.

 

Cuevas de San Vicente

Si eres amante de la aventura y de descubrir lugares únicos, ir hasta San Vicente y tomar una de las excursiones en barco para conocer las cuevas volcánicas te hará sentir un auténtico explorador. Lugares tranquilos con una valor geológico muy importante en el que podrás darte un chapuzón muy agradable.

 

Santana

Uno de los pueblos más pintorescos y tradicionales de la Isla de Madeira es Santana, de allí nacen las casas en formas triangulares que seguro has visto en muchos souvenirs que te han traído alguno de tus amigos que haya visitado Portugal. Si quieres ver más de cerca estas peculiares casas debes ir allí, caminar por el pueblo, y disfrutar de sus empinadas calles mientras te quedas embobodao con las decoraciones florales del lugar.

 

Cabo Girao

Una fantástica idea es visitar el mirador que está en el acantilado de Cabo Girao en Camara de Lobos. Si eres de los que le gusta detenerte a disfrutar del horizonte el mirador de cristal será tu lugar favorito de la isla. El suelo es transparente y te permitirá disfrutar de una sensación bajo tus pies y encuentras el segundo acantilado más grande de Europa. Es una de las zonas más típicas de la isla, podrás encontrar varias tiendas para comprar recuerdos, por lo que no te agobies con las compras, no será complicado llevarte algún recuerdo.
Si te gusta la aventura en esta zona puedes hacer paracaidismo, las vistas en el descenso seguro que merecerán la pena.

 

Porto Moniz

En Porto Moniz tienes las mejores playas para disfrutar de la isla, su principal atractivo son las piscinas naturales con las aguas del Océano. Un lugar para disfrutar de unas aguas tranquilas sin tener que preocuparte demasiado por las olas, simplemente relajarte en un lugar paradisíaco.

 

Ribeira Brava

Con sus casas construidas en la montaña y con sus peculiares techos rojos en Ribeira Brava el lugar invita a darte interminables paseos. Caminar por todos su puerto es especial, ya que es una zona muy bien cuidada, llena de restaurantes, cafés y tiendas en las que darte algún que otro capricho. Tiene una playa artificial con arena volcánica y un agua tranquila cuando el tiempo lo permite, porque cuando no también es todo un espectáculo ver las olas chocar con las rocas de la orilla. Si quieres tener una panorámica del lugar sube por su escaleras de caracol que hay al final del pueblo y tendrás una vista espectacular.

Dejar comentario

¿Qué opinas?

0 Comentarios