5 destinos de ciudad para viajar en otoño

0 comentarios
Hace apenas una semana hablábamos de lo bonito que es otoño para disfrutar de zonas naturales. Y como recordaréis os recomendábamos 5 destinos de naturaleza para viajar en estas fechas. Pues bien, como estos no los únicos lugares que merece la pena disfrutar, hoy vamos a centrar la mirada en los destinos de ciudad.
El otoño es buena época para evitar fuertes calores. También intensos fríos. Pero en cambio es una estación un poco engañosa, porque dependiendo del país y de la hora del día el tiempo cambia de repente y entonces es cuando más riesgo corremos de coger un catarro tontamente. Así que, aunque el otoño sea uno de los momentos del año donde las ciudades ofrecen una de sus caras más pintorescas, hay que preparar la maleta bien…
Dicho esto, hay ciudades que en otoño son una auténtica maravilla. Más si cabe de lo habitual. Sobre todo al atardecer, cuando cae el sol y las fachadas de sus edificios, sus monumentos, sus parques y lagos, etc., reflejan esa calidez que deja el sol que se va y esas tonalidades dorado – ocre – marrón tan otoñales inundan cada rincón. Es entonces cuando uno siente esa tranquilidad que transmite el otoño y disfruta de estas ciudades como nunca.
Son tantas las ciudades que se podrían re-descubrir en otoño que necesitaríamos un sinfin de artículos para describirlas. Pero de momento, vamos a recomendaros 5 destinos de ciudad para viajar este otoño. Nos vamos a quedar en Europa. Y el resto los dejamos para otro día. O para otro otoño. Vamos con ellos:
1) Budapest: viajar al este de Europa y entrar por Budapest es de las mejores elecciones. Y más si es en otoño, cuando el duro invierno todavía no se ha hecho notar demasiado. La ciudad es una preciosidad. Y más en otoño, cuando el Danubio, el Puente de las Cadenas o el Castillo de Buda, al atardecer, se convierten en una de las maravillas de las que hay que disfrutar al menos una vez.
2) Londres: un día de otoño en Londres, con son o con lluvia, implica recorrer Hyde y Green Park, acercarse a Picadilly, tomar un café en Covent Garden y acabar la tarde paseando por las orillas del Támesis, para disfrutar de la caída del sol, de cómo se apaga el día y se enciende la noche desde el Puente de Londres.
3) Edimburgo: Escocia es sinónimo de verde. Verde todo el año. Pero en otoño ese verde se torna marrón y ocre, dorada. Y la combinación no puede ser más impresionante. Imaginaros sus castillos, iglesias, lagos, etc., rodeados de tonalidades verde y dorado. Un paisaje único que también inunda Edimburgo y convierte esta ciudad, más si cabe, en un lugar de cuento.
4) Ámsterdam: los canales de Ámsterdam cambian totalmente cuando llega el otoño, al ritmo que lo hacen los árboles que los custodian. La tonalidad de sus aguas y su entorno cambian, por el reflejo del color de las hojas y por el manto que estas conforman en su entorno. Pasear por los canales de Ámstedam, al ritmo del crujido de las hojas, y disfrutar del paisaje del Vondelpark en otoño, no tiene precio.
5) Estocolmo: en otoño ya hace frío (aunque no mucho todavía) en Estocolmo. Pero es una época buena para disfrutar de la ciudad, de sus espacios y lugares al aire libre, algo que los suecos aprovechan hasta última hora. Porque disfrutar de una ciudad construida sobre el agua el otoño, pues ya os podéis imaginar el espectáculo. Y más cuando se trata de Estocolmo, de sus múltiples parques (como el famoso Djurgaarden), de los numerosos puentes  o de la ciudad vieja (Gamla Stan) y del del Palacio Real.
Sí, hay muchas otras ciuadades maravillosas para viajar en otoño: París, Roma, Berlín, Praga, Venecia, Florencia, Bruselas, Madrid, Barcelona, Dublín, San Petersburgo, Viena, Moscú, etc. Pero, por algún lado hay que empezar a disfrutar de esta época del año. Esta es nuestra selección. ¿Alguna otra ciudad para viajar en otoño?
Dejar comentario
Etiquetas: , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios