Visita Filipinas y conoce su fantástico restaurante-cascada

0 comentarios

El sueño de muchos es comer al pie de la Torre Eiffel, a la orilla del mar o navegando en un crucero, sin embargo, hay otros que prefieren disfrutar de una rica comida justo delante de una cascada, en el que no solo podrás ver el agua caer sino que podrás meterte en ella mientras esperas tu plato, este es el caso del Labassin Waterfall Restaurant, en Filipinas.

El pintoresco restaurante está ubicado a 10 km al sur de San Pablo, una hacienda con grandes hectáreas de plantación de cocos llamada resort Villa Escudero. Ofrece una estancia en cómodas habitaciones y recorridos por los senderos, donde se verán los grandes cocoteros; esta hacienda fue fundada desde finales del siglo XIX, pero lo que más llama la atención del sitio es el asombroso restaurante justo en la cascada.


¿Porqué es tan pintoresco este restaurante?

En este restaurante no deberás preocuparte por vestir elegante o llevar los mejores zapatos, porque estos últimos ni siquiera lo usarás, ya que, mientras comes tus pies estarán sumergidos en las agua y tendrás la oportunidad de tomarte las mejores fotos dentro de la cascada y ser la envidia de todos tus amigos en las redes sociales.

La experiencia en este lugar es, sin duda, incomparable. Además de su paisaje y la mayor atracción que es la catarata, también es un excelente lugar para probar la delicia culinaria típica de Filipinas, aquí es servida tipo buffet en el que los comensales serán libres de elegir.

El lujo del lugar te lo da la cascada, en la que las fotos serán inigualables, por los demás todo es muy campestre, debido al contacto con el agua; las mesas son muy rupestres, en las que no verás ni un solo mantel (porque no es necesario), ni glamurosas vajillas, de hecho el plato en el que servirás la comida tiene un hoja de plátano encima, que hace como especia de base decorativa a los alimentos que vayas a elegir, dándole un aspecto campestre.

La atención es muy buena, en cuyo recibimiento los empleados del lugar brindan una cálida bienvenida que junto a su singular vestimenta -muy típica de Filipinas-, pero sin calzado, te invita a disfrutar de todo lo que ofrece Labassin Waterfall Restaurant. En ocasiones hay eventos de música en vivo, animaciones y más actividades, que hacen pasar un grandioso momento a sus visitantes.

Este restaurante es muy concurrido en temporada de vacaciones por turistas y muchos lugareños que acuden a disfrutar de una deliciosa y fresca comida. Si te animas a viajar a Filipinas este es uno de los sitios que no debes dejar de visitar.

Pero no todo es la cascada y comer frente a ella, si deseas hacer algo diferente, entonces atrévete a vivir Filipinas de otra manera con un día de senderismo por los caminos trazados en la hacienda o fuera de ella. En este paseo podrás apreciar la naturaleza de otra forma y conocer los asombrosos pájaros autóctonos de esta tierra, entre ellos la Garceta de Arrecife, muy singular por su color grisáceo, el Martín pescador pechiazul y el Cucal rufo entre otros.


Disfruta de la deliciosa gastronomía Filipina en un marco incomparable

También puedes aprovechar el momento para atreverte a ser un poco más osado y explorar el arte gastronómica de la región, si necesitas una lista de cuáles son los platos típicos de Filipinas que debes probar, aquí te la traemos:

Mango: muy tropical y considerado el más dulce de mundo. En este país asiático lo preparan en distintos platos. Atrévete a probar el otro lado del mango.

Lumpia: son rollitos de huevo frito y relleno con cerdo, carnes de res o vegetales picados o molidos. Por lo general se come con salsa agridulce, este se sirve como aperitivo, entrada o guarnición en un plato ¡Muy asiático!

Pancit: consiste en fideos, rodajas de carne y vegetales. El pansit tiene muchas variaciones dependiendo de la ciudad en la que te encuentres, pero por lo general se sirve más a menudo en la cena.

Balut: Este es un plato muy típico de la región y es recomendable solo para aquellos que sean de espíritu aventurero y osado. Este plato, es un huevo de pato fertilizado y dejado madurar hasta unos 20 días hasta que lo cuecen, se come quitándole la cáscara y comiéndose todo lo de adentro incluyendo el embrión. ¿Te atreves?

Hasta aquí este artículo sobre gastronomía en Filipinas, si decides visitarla no dudes en comer bajo una cascada y deleitarte con la cultura del lugar.

Dejar comentario
Etiquetas: , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios