Formentera, la isla deseada

0 comentarios
Formentera es una de las grandes joyas del Mediterráneo con la que tenemos la suerte de contar entre nuestras islas. Es más, es la isla deseada de las Baleares. Es el destino de las Pitiusas al que a todo el mundo le gustaría viajar en algún momento de su vida.
Es la más pequeña de las Baleares y la que en más ocasiones se compara con el Caribe, pues sus playas y su naturaleza son de un alto valor ecológico y recuerdan al exotismo de muchos destinos de esta zona. Formentera es un regalo de la naturaleza, la principal culpable de que la isla todavía conserve ese aire hippy que la hizo tan famosa y deseada en la década de los sesenta.
Su gran riqueza natural y lo reducido del espacio de que dispone la isla para acoger turistas, han configurado un destino de los más valorados en el mercado turístico desde todos los puntos de vista. De ahí que viajar a Formentera tampoco sea lo más habitual ni esté al alcance de todo el mundo, sobre todo en temporada alta.
Pero el caso es que Formentera tiene algo que atrae a todo el mundo: ¿qué es eso que tiene Formentera que a todo el mundo le gusta? 
Sus 20 kilómetros de plays de arena blanca son el principal, y más que suficiente, motivo para viajar a Formentera. Pero si hay que destacar alguna zona de playas sin duda alguna esa es la zona de ses Illetes, el tramo de costa del norte de la isla. Se trata de un espacio declarado en su total com Parque Natural de ses Salines y en el que las praderas de posidonia oceánica de sus fondos marinos cuentan con la protección de la UNESCO como Patromimonio de la Humanidad. El agua cristalina de las playas de Sa Roqueta, Caló des Mort, S’alga y Es Caló, entre muchas otras que se reparten por toda la isla, es espectacular.
El buceo y los deportes náuticos son la principal actividad para disfrutar de Formentera, tanto si se viaja con niños como sin ellos. Pero junto a las playas y el mar, Formentera es conocida por sus chiringuitos, donde se puede degustar la cocina de la tierra. Son parte de la versión más “chic” de la isla. Entre los chiringuitos más de moda están el mítico Blue Bar, situado en la playa de Migjorn y considerado el promero de la isla, el Amore i Odio, el Kiosko Bartolo, Pirata Bus, el Flipper and Chiller y el 10.7.
Por último, un viaje a Formentera implica ir de mercadillos. Son varios los que se reparten por la isla durante toda la semana. Destacan el mercado artesanal de La Mola (de mayo a octubre los miércoles y domingos por la tarde), el mercadillo Hippie de Es Pujols (de mayo a septiembre, a diario por las tardes) y el mercado artístico de Sant Ferran de ses Roques (de mayo a octubre, a diario por las tardes).
Formentera fue deseo del mundo hippie como hoy lo es de todo el que quiere disfrutar del paraíso, porque si algún lugar está cerca ese es Formentera.
Dejar comentario
Etiquetas: , , ...

¿Qué opinas?

0 Comentarios